00000

Zaporiyia recupera el suministro de electricidad

Tomado de internet
Crédito: Tomado de internetEFE / EL NUEVO DÍA
Los técnicos ucranianos de la planta, ocupada y dirigida por Rusia, lograron restablecer el suministro con dos fuentes externas.
El Gobierno ruso había denunciado que Ucrania intentaba crear y usar una “bomba sucia” atómica en su propio territorio para culpar a Moscú de utilizar armas de destrucción masiva.
PUBLICIDAD

La central nuclear ucraniana de Zaporiyia, ocupada por Rusia desde marzo, ha recuperado el suministro eléctrico externo para sus sistemas de seguridad, que perdió por un bombardeo el miércoles, confirmó ayer el OIEA, que alertó de que las continuas interrupciones son un peligro que no puede continuar.

“Los repetidos cortes de energía demuestran con demasiada claridad la gravísima situación de seguridad y protección nuclear a la que se enfrenta esta importante central nuclear”, advirtió en un comunicado Rafael Grossi, el director del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), una agencia de la ONU.

Grossi aseguró que “hasta ahora”, el personal de la planta ha logrado mantener la seguridad en los seis reactores de la planta, la mayor de Europa.

“Pero no puede continuar así”, alertó el diplomático argentino en relación a las repetidas pérdidas de suministro eléctrico debido a explosiones y bombardeos, que fuerzan periódicamente a recurrir a generadores de reserva para mantener sistemas esenciales, como la refrigeración de los reactores.

Grossi recordó que lleva meses reclamando que se establezca una zona de protección y seguridad nuclear alrededor de Zaporiyia “para evitar un accidente nuclear.

“No podemos permitirnos perder más tiempo. Debemos actuar antes de que sea demasiado tarde”, dijo el responsable del organismo de la ONU encargado de promover el uso seguro y pacífico de la energía atómica.

 

Sin rastros de “bomba sucia”

El Organismo Internacional de Energía Atómica, OIEA, informó que sus inspectores no han hallado rastros de que en Ucrania se haya intentado fabricar una bomba atómica “sucia”, tras inspeccionar tres lugares concretos en el país atacado.

“Nuestra evaluación técnica y científica de los resultados que tenemos hasta ahora no mostró ningún signo de actividades y materiales nucleares no declarados en estos tres lugares”, dijo en un comunicado el director general Rafael Grossi.

Recordó que en los últimos días, los expertos de la agencia nuclear de la ONU han llevado, y completado, “actividades de verificación sobre el terreno en tres lugares de Ucrania, a petición del Gobierno de este país”.

Según Grossi, los inspectores pudieron efectuar “todas las actividades que el OIEA había previsto realizar y tuvieron acceso ilimitado a los lugares”.

 

EFE

Comentarios