Sectores políticos, divididos frente a declaraciones de De la calle

COLPRENSA - EL NUEVO DÍA
La guerrilla busca que el Gobierno nacional comience a aplicar algunos acuerdos firmados en temas vitales, tales como el desarrollo agrario integral, la participación política y uno de los más polémicos que tiene que ver con las drogas ilícitas.

Luego de las declaraciones del Jefe Negociador del Gobierno nacional en La Habana, Humberto De la Calle al periodista Juan Gossain, varios sectores políticos se mostraron a favor y en contra de algunos de sus pronunciamientos, respecto de temas espinosos que luego de tres años de diálogos con las Farc están en veremos y otros que ponen a tambalear el proceso de paz.

Para el Copresidente del Partido de La U y senador Roy Barreras las declaraciones del jefe negociador son una muestra de que el presidente Juan Manuel Santos ha tenido toda la paciencia y firmeza en el proceso de paz, a pesar de las torpezas de las Farc y de la desconfianza y de las dudas inmensas que hay del mismo. “El llamado de De la Calle es serio. Yo confío que desde la Comisión de Paz del Congreso se debe asumir un gesto de paz pronto, para darle un aire al proceso para que no se eche a perder y se pueda avanzar. La paz hay que firmarla este 2015. Los colombianos no quieren más aplazamientos”, señaló Barreras.

Apoyando la posición del senador de su colectividad, el representante Hernán Penagos afirmó que lo primero que evidencian las declaraciones del jefe negociador es que necesariamente al proceso de paz hay que ponerle un término, fecha en la que los colombianos sepan cuándo se va lograr un acuerdo con la guerrilla de las Farc.

Hay que actuar

El expresidente y senador del Centro Democrático Álvaro Uribe Vélez no se hizo esperar para pronunciarse frente a las declaraciones del jefe negociador en La Habana, asegurando a través de un video subido a su cuenta de YouTube que es momento de que el Gobierno recupere la seguridad y restablezca la motivación de las Fuerzas Armadas para que se conviertan en la única condición para reanudar los diálogos.

“Para lograr avances en el proceso de negociación, el Gobierno debió exigir lo que debió reclamar desde hace cinco años, que las Farc cumplan con un cese unilateral de actividades criminales”, señaló Uribe y agregó, “el dilema no es firmar, o no firmar, con acuerdos o sin acuerdos podríamos quedar en manos de las Farc”.

La presidente del Polo Democrático y candidata a la Alcaldía de Bogotá, Clara López, afirmó a su vez, que las Farc y el Gobierno no se pueden parar de la mesa de negociaciones de La Habana.

Implementar acuerdos

Desde La Habana, las Farc le solicitaron al Gobierno nacional comenzar a implementar los acuerdos alcanzados en la mesa de negociación, sin esperar a que se logre pactar la totalidad de los puntos de la agenda.

“El principio conocido de que ‘nada está acordado hasta que todo esté acordado’ no puede ser excusa para que el Gobierno y el Estado se sustraigan de sus obligaciones constitucionales”, señalaron las Farc a través de un comunicado. ‘Carlos Antonio Lozada’, jefe de la Subcomisión Técnica de las Farc, fue enfático en resaltar que dentro de los acuerdos alcanzados, no hay ni uno solo que no se pueda materializar dentro del marco de las leyes vigentes y su aplicación solo depende de la voluntad política que tiene el Gobierno nacional con los colombianos.

COLPENSA, BOGOTÁ

Comentarios