“Gobierno tiene la voluntad de insistir en la paz”: Naranjo

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
El presidente de la República, Juan Manuel Santos, reafirmó que su Gobierno no va a tolerar más “avivatos o inescrupulosos” que traten de desviar los recursos de la paz.

RESUMEN AGENCIAS

El Gobierno de Colombia prometió ayer al Consejo de Seguridad de la ONU que el proceso de paz en el país es irreversible y continuará pese a las dificultades que se están presentando.

“Lejos de desanimarnos por los problemas que subyacen en la construcción de la paz, reiteramos ante el Consejo nuestra voluntad de persistir”, dijo el vicepresidente de Colombia, Óscar Naranjo.

“No es hora de desfallecer, es hora de seguir avanzando en la construcción de la paz”, insistió Naranjo en un discurso en Naciones Unidas.

El Consejo de Seguridad se reunió ayer para hacer su evaluación periódica de la situación en Colombia y, de forma clara, expresó su confianza en que el proceso de paz tendrá éxito frente a las dificultades.

La clave ante esos desafíos pasa, según los miembros del Consejo, por que tanto el Gobierno colombiano como las Farc sigan como hasta ahora demostrando su claro compromiso con los acuerdos alcanzados.

“Las circunstancias han puesto ocasionalmente a prueba el compromiso de las dos partes para mantener el rumbo y han mantenido el rumbo”, recalcó el enviado especial de Naciones Unidas para Colombia, Jean Arnault.

Entre otras cosas, la ONU viene advirtiendo de los retrasos en el proceso de reintegración de los excombatientes de las Farc y del gran problema que suponen los repetidos asesinatos de líderes sociales y defensores de los derechos humanos.

Naranjo dejó claro que el Gobierno es consciente de esos “retos y desafíos” y que los está atendiendo “con prioridad”.

“Han aparecido dificultades que nos podrían situar bajo el símil de ver el medio vaso vacío”, admitió el vicepresidente colombiano, que coincidió con la ONU en situar los asesinatos de activistas como la prioridad número uno.

Naranjo insistió en que todo empieza por “asegurar la vida, la integridad y la libertad de los líderes sociales y defensores de derechos humanos” y lamentó que estos estén viéndose amenazados precisamente cuando la tasa de homicidios en el país es la más baja en 42 años.

Para atacar esa situación, recordó que Colombia está reforzando la lucha contra el “crimen organizado”, al que responsabiliza de la violencia.

Más allá de la seguridad, Naranjo dijo que la reincorporación de los exguerrilleros también presenta “retos” y consideró clave el asunto de la tierra.

Proceso con Eln

Colombia prometió ayer que seguirá trabajando estrechamente con Ecuador tras su decisión de suspender su papel como garante del proceso de paz con el Ejército de Liberación Nacional, Eln, mientras busca una nueva sede para esos diálogos.

“Nosotros tenemos una cooperación con Ecuador que realmente le diría que es casi la mejor de la región en términos militares, en términos de seguridad”, recordó la canciller colombiana, María Ángela Holguín, en la ONU.

Esa colaboración, insistió, continuará tras los últimos acontecimientos en la zona fronteriza, reforzada con el despliegue hecho en la región por las fuerzas armadas colombianas para “acabar con las estructuras que están generando esta violencia en la frontera”.

EL NUEVO DÍA

Comentarios