Vacunas, más allá de un pinchazo

Vacunas, más allá de un pinchazo
¿Quién no ha oído de Tos Ferina, Difteria, Tétanos, Polio y Rubéola? Pues para muchos se trata solo de enfermedades que atacan a los menores de edad, pero lo cierto es que varias de ellas pueden presentarse a cualquier edad.
COLPRENSA - EL NUEVO DÍA
El Doctor Otavio quien asesoró en temas de vacunación al ministerio de Brasil y hoy difunde campañas en las que el eje central es la importancia de la vacunación para prevenir problemas de salud.
(Foto: COLPRENSA - EL NUEVO DÍA)
20 Mayo 2018 - 2:30pm

Esta es precisamente la razón por la cual desde empresas como GSK, compañía fabricante de vacunas, se ha llamado la atención para que se entienda que la etapa de vacunas debe permanecer a lo largo de la vida y no solamente en la infancia. 

Las cifras hablan por sí solas. Los reportes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para 2017 reveló que nada más en 1980 los casos reportados de Tos Ferina en el mundo fue cercano a los dos millones de personas (1.982.000), esto a pesar de que desde años atrás las vacunas existían, aunque su difusión no era suficiente, pero desde que los distintos gobiernos emprendieron campañas de vacunación, el número se ubicó en 123.000, esto para 2016. 

Otavio Cintra asesoró en temas de vacunación al ministerio de Brasil, su país natal, y hoy difunde campañas en las que el eje central es la importancia de la vacunación para prevenir problemas de salud, los mismos que liga a los problemas económicos que afectan los países y a sus gobiernos. 

Cintra señala que los costos de prevenir enfermedades son equiparables a los costos que se ahorran los Estados en temas de recuperación de sus ciudadanos. 

Según este experto en el tema de las Américas, como región, las enfermedades que han ido desapareciendo, tras la implementación de políticas públicas de vacunación son: la viruela, herradicada en 1971; la Polio en 1994, la rubéola desapareció desde 2015 y el sarampión lo hizo en 2016. 

Esta es precisamente la razón por la que para el caso de Colombia genera preocupación la presencia en el norte del país de algunos casos de esta última enfermedad por cuenta del éxodo venezolanos, debido a la crisis política en el vecino país. 

En el caso de Colombia el presupuesto del Estado para cubrir 16 vacunas para 19 enfermedades como: tuberculosis, epatitis B, neumonía y meningitis, entre otras, se acerca a los 180 millones de dólares. 

La preocupación no es en vano. Según la OMS para 1980 en tema de morbilidad por la Polio afectó a 2989, la Rubéola Endémica; para 1997, se presentó en 125.056 perdonas. 

En estos dos casos para 2014 las cifras se redujeron totalmente, pues no se reportaron casos, se llegó a cero, es decir, las muertes se redujeron en un 100 por ciento. 

Las cifras por Difteria, Tétanos neonatal y Sarampión llegaron a 99 por ciento de efectividad, dejando atrás las cifras en para 1980 se dieron en cada caso así: 5570, 803 y 257.790, respectivamente. 

Los programas de inmunización en América Latina, en los casos de muertes por estas enfermedades fueron igualmente alentadoras. 

Mientras para 1980 la Polio cobró la vida de 18 personas, el Sarampión 950, el tétanos neonatal 116 y el Rotavirus 15 mil; para 2014 en los dos primeros casos se llegó a cero muertes, y para el tétanos solo se reportaron 3 (97%) y de Rotavirus de 7238 (52%). 

Hoy las autoridades en la materia tienen su atención concentrada en todas las edades, al punto de recomendar que mínimo cada 10 años se refuerce la vacunación en casos como la difteria, tétanos y tosferina. 

Así las cosas, hoy los grupos poblacionales están determinadas por niños y bebés, adolescentes y adultos, viajeros, mujeres embarazadas y adultos mayores. 

Solo de esta manera, dicen los expertos, se podrá asegurar que los problemas de salud por enfermedades prevenibles con vacunas, no le salgan más caras a los Estados. Todo es cuestión de divulgación, acceso y pensar que las vacunas van más allá de un pinchazo.

Publicada por
COLPRENSA