La salud de Colombia necesita que el Estado pague sus deudas: Procurador

La salud de Colombia necesita que el Estado pague sus deudas: Procurador
Carrillo hizo un llamado a los ministros de Hacienda y de Salud, y les solicitó que avancen en la implementación de medidas que aceleren la claridad de cuentas y el pago de las acreencias.
COLPRENSA - EL NUEVO DÍA
Foto: COLPRENSA - EL NUEVO DÍA
17 Jun 2019 - 3:01am

Mucho se habla de las deudas del sistema de salud y de las dificultades y mala calidad que generan a la hora de prestar los servicios a los usuarios.

Por esta razón, el procurador General, Fernando Carrillo, le solicitó a los ministros de Hacienda y de Salud la adopción de “medidas urgentes que aceleren la claridad de cuentas y el pago de las acreencias que tiene el Estado con los operadores de la salud”, las cuales ascienden, aproximadamente a $11 billones, según el Procurador.

Sobre este panorama, Carrillo manifestó que “la salud de Colombia necesita que el Estado pague sus deudas” y añadió que la “implementación del Plan Nacional de Desarrollo (PND) es la oportunidad para que el sistema de salud no entre en cuidados intensivos”.

Sin embargo, esto no es nuevo. El propio ministro de Salud, Juan Pablo Uribe, y el superintendente de Salud, Fabio Aristizábal, han señalado que a través del Acuerdo de Punto Final, incluido en el PND, permitirá sanear esas dificultades.

Por otra parte, Carrillo agregó que es crítica la acumulación de cartera existente a la fecha, por lo que es urgente materializar los artículos de la Ley del Plan que aseguran la fuente de recursos para garantizar el derecho a la salud de los usuarios en el país, afectados en la prestación de los servicios por la falta de flujo de capital.

En el mismo sentido, el Procurador destacó que las deudas existentes han conducido a que EPS e IPS vean deteriorados sus estados financieros y embargadas sus cuentas por parte de proveedores, generando barreras de acceso a los servicios de salud, interrupción de tratamientos y la negación de servicios.

 

Planteó opciones

Carrillo planteó algunas opciones que se pueden tener en cuenta para evitar que el panorama siga igual.

El procurador señaló que el flujo de recursos se podría hacer a través de mecanismos como la certificación de deuda y el trámite directo de auditoría a los recobros por parte de la Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud (Adres).

De igual manera, destacó la presupuestación y transferencia de recursos para los pagos de Adres, la búsqueda de nuevas fuentes de financiación de los servicios excluidos de los planes de beneficios y la implementación de un plan de acción para reglamentar y hacer efectivo el flujo de recursos entre todos los actores del sistema de salud.

“Desbloquear giros en Adres debe ser una tarea inmediata, con compromisos a corto y mediano plazo”, puntualizó Carrillo.

Además, recomendó constituir una cuenta separada que canalice recursos de cooperación internacional, para financiar la prestación de servicios de salud a los venezolanos que se encuentran en Colombia a causa de la grave situación en ese país, principalmente para la atención de niños.

 

Fallas en contratación

En entrevista con un medio nacional, el contralor Felipe Córdoba denunció las deficiencias que hay en el sistema de contratación en el país.

De acuerdo con el Contralor, en Amazonas hay farmacias que hacen viviendas. En otra región del país hay una empresa que vende gallinas ponedoras, pero a la vez hace vías. Y también hay una empresa de carrocerías que ejecuta contratos de salud en diez departamentos.

Casos como estos forman parte de lo que el contralor general de la república, Felipe Córdoba, llama grandes “mallas” de contratación. Estas no son más que grupos reducidos de contratistas organizados para apoderarse de los recursos públicos. Una sola malla de esas tiene contratos por $ 96 billones.

Explicó que aunque las alertas están disparadas, la Contraloría no puede intervenir, tiene que esperar hasta que se cometa el delito para actuar. La Constitución solo permite un control posterior, selectivo.

Publicada por
COLPRENSA, BOGOTÁ