La paz, más allá de Santrich

VANGUARDIA - EL NUEVO DÍA
Últimamente, alias ‘Jesús Santrich’ acapara gran parte de la información relacionada con la implementación de los Acuerdos de paz, mientras los miles de exguerrilleros de las Farc que cumplen sus compromisos quedan a un lado de la historia.

Desde hace cuatro días no se conoce el paradero del congresista del partido Farc, Zeuxis Pausias Hernández Solarte, conocido como ‘Jesús Santrich’, hecho que ha causado gran revuelo político.

Lo último que se conoce de ‘Santrich’ es que el pasado sábado abandonó su esquema de protección, conformado mayoritariamente por personas de confianza del partido Farc, como se estableció en los acuerdos de La Habana, cuando se encontraba en el Etcr de Tierra Grata, corregimiento San José de Oriente, municipio de La Paz, Cesar.

Uno de los pronunciamientos más fuertes lo hizo el presidente de la República, Iván Duque Márquez, quien aseguró que “ver que una persona solicitada en extradición por delitos de narcotráfico después de la firma de los Acuerdos abandona su esquema de seguridad, violando los protocolos de seguridad de la Unidad Nacional de Protección y de los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (Etcr) muestra su deseo de eludir la justicia”.

Desde diferentes sectores como la ONU y desde la dirigencia del partido Farc se ha hecho un llamado para que responda y cumpla los lineamientos fijados en el marco del Acuerdo de Paz.

 

Acuerdo seguirá

“Los enemigos conocidos del Acuerdo de Paz usan cualquier pretexto o circunstancia para expedir certificado de defunción del acuerdo o para denigrar del Acuerdo de paz”, precisa Antonio Sanguino, senador del partido Verde e integrante de la Comisión de Paz.

Sin embargo, Sanguino considera que “el Acuerdo de paz seguirá su implementación con o sin ‘Santrich’, porque en el eventual caso que este exguerrillero se ponga por fuera de lo pactado, tendrá el tratamiento que el propio Acuerdo establece y es que pierde todos los beneficios jurídicos.

Lo cierto, señala el senador del Partido Verde, es que ‘Santrich’ tiene un compromiso con las víctimas, con el Acuerdo de Paz, con la comunidad internacional y, además, tiene que comparecer ante la Corte Suprema de Justicia que es su juez natural en su condición de congresista.

Para Sanguino, una primera fecha límite que tiene ‘Santrich’ es el 9 de julio cuando debe acudir a la Corte Suprema, dentro del proceso que se le adelanta, pero “hasta ahora lo que se sabe es que prescindió de su esquema de seguridad, que pone en riesgo su seguridad por su absoluta y entera responsabilidad y que, además, no tiene ninguna orden de captura vigente”.

Desde el Gobierno nacional, Emilio Archila, consejero presidencial del posconflicto, dijo que es una muy mala noticia desde la óptica de la seguridad, porque la seguridad de todos los excombatientes es un tema prioritario.

Además, Archila señala que “tengo la esperanza de que sea un abandono temporal, no quisiera pensar que vaya a seguir los pasos de otros dirigentes que, no obstante que hemos dado todas las garantías para estar dentro del proceso, no vaya a aparecer”.

 

Crecen las disidencias

Ante la falta de claridad sobre el paradero de ‘Santrich’, Alexander Arciniegas, analista político, argumenta que “la decisión tomada por ‘Jesús Santrich’ en el contexto creado por el gobierno Duque empeñado en hacer cambios unilaterales a lo pactado y poco comprometido con la implementación, es muy delicada pues pone en entredicho el Acuerdo de Paz, al punto que tanto la ONU como el Partido Farc han llamado a ‘Santrich’ a mantener su compromiso con lo acordado”.

De igual manera, considera Arciniegas que el riesgo mayor es que el exjefe guerrillero se una a Iván Márquez, Romaña y ‘El Paisa’ y por ese camino las disidencias sigan creciendo y fortaleciéndose al punto de que en el mediano plazo el país vuelva a tener una organización armada con significativo poder de fuego y presencia territorial.

Para Arciniegas, el hecho de que figuras con tanto liderazgo dentro de la organización como ‘Santrich’ o ‘Márquez’, se aparten del proceso es un fuerte incentivo para que los guerrilleros de base que hoy no tienen un escenario claro por los incumplimientos del gobierno, puedan tomar el mismo camino.

 

Implementación del Acuerdo

Antonio Sanguino, senador del partido Verde, e integrante de la Comisión de Paz del Senado argumenta que “el conjunto de los Acuerdos se viene cumpliendo parcial y lentamente, el asunto agrario, por ejemplo, no ha merecido una sola iniciativa del Gobierno en el Congreso; en el punto del narcotráfico el gobierno viene actuando en contra anunciando de nuevo el retorno de la fumigación con glifosato y congelando la sustitución de cultivos ilícitos, además, ya van 140 excombatientes muertos, sin hablar del asesinato de los líderes sociales, con respecto a los programas de desarrollo con enfoque territorial, que es la manera como el Estado debe llegar a las zonas que antes eran ocupadas por las Farc, siguen en el papel”.

Señala que “en el Plan de Desarrollo no se apropiaron los recursos para el cumplimiento del Acuerdo y hay muchos otros síntomas de incumplimiento de este gobierno, pero de todas maneras en el Acuerdo en el que está comprometido el conjunto de las Farc y los proyectos productivos y compromisos de excombatientes en los espacios territoriales dan cuenta de que no habrá una reversibilidad del Acuerdo de Paz firmado en el gobierno de Santos.

 

Cifra

10.708 exmiembros de las Farc,  de un total de 13.068,  confirmaron su participación en el proceso de reincorporación tras el Acuerdo de Paz. 

 

Frase

Si Santrich quiere ser un sepulturero de la paz que siga en la clandestinidad, pero que no espere impunidad porque no va a doblegar a la justicia", Fernando Carrillo,  Procurador General.

NELLY VECINO PICO

Comentarios