Cuatro ataques a la infraestructura y 14 trabajadores retenidos reportó Ecopetrol

COLPRENSA - EL NUEVO DÍA
Ecopetrol denunció que el fin de semana sufrió varios ataques en su infraestructura en el oleoducto Campo Tibú y Caño Limón-Coveñas.

El primer hecho tuvo lugar en el Campo Tibú, ubicado en zona rural de Tibú, en Norte de Santander.

Allí, “grupos al margen de la ley activaron explosivos en la planta de inyección de agua y en un pozo”, denunció Ecopetrol.

“Los daños abarcan ocho pozos que producen diariamente 450 barriles de petróleo”, dijo la petrolera.

El segundo ataque ocurrió en el oleoducto Caño Limón-Coveñas. Allí se activaron cargas explosivas y “hombres armados retuvieron a los trabajadores que hacían parte de una caravana de cinco carrotanques que sacaban producto del punto de control operativo Caño Cinco”.

Según Ecopetrol, los responsables del ataque amenazaron con quemar los vehículos que transportaban “producto recuperado de otros atentados registrados contra el oleoducto”.

Estos ataques se suman a la toma hostil de una de sus plantas en zona rural de Norte de Santander por parte de al menos 100 personas que ingresaron sin autorización a la Planta de Gas Gibraltar, ubicada en zona rural de Toledo.

 

En libertad

Los 14 trabajadores, retenidos el pasado sábado, recuperaron la libertad, explicaron fuentes oficiales.

“Ya están nuevamente en libertad. Las autoridades ya están dialogando con los manifestantes”, dijo el secretario de Gobierno de Norte de Santander, Luis Acevedo.

Ante la situación se realizó un consejo de seguridad para garantizar la convivencia en la región.

RESUMEN AGENCIAS

Comentarios