Lo que le espera a Alejandro Lyons al llegar a Colombia

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
Con una sanción disciplinaria de 13 años impuesta por la Procuraduría y con una imputación de cargos por parte de la Fiscalía, será recibido Alejandro Lyons Muskus, exgobernador de Córdoba, cuando sea deportado al país después de que fuera capturado ayer en un operativo del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE, por su sigla en inglés).

Lyons fue una de las fichas claves para las investigaciones del escándalo de corrupción en la justicia conocido como ‘el cartel de la toga’. En 2017 colaboró con la justicia de Estados Unidos para tender una trampa y lograr la captura detenido Luis Gustavo Moreno, que para ese entonces era el director anticorrupción de la Fiscalía. El exfuncionario le había prometido a Lyons beneficiarlo en investigaciones que se adelantaban en su contra en la entidad y que sumaban en total 20.

En su momento, la Fiscalía indicó que Moreno Rivera, al parecer, se encontró entre los meses de febrero y marzo del 2017 con el exgobernador Lyons en la ciudad de Bogotá, para ofrecerle beneficios e información privilegiada de los casos que enfrenta, a cambio de dinero. En esta reunión, Moreno habría solicitado cien millones de pesos.

El nombre de Alejandro Lyons también aparece vinculado al expediente que se sigue contra el también exgobernador de Córdoba Edwin José Besaile Fayad, por los delitos de concierto para delinquir, peculado por apropiación, cohecho por dar y ofrecer y falsedad en documentos. El ente acusador presentó ante los jueces un informe detallado de la manera en que Besaile habría recibido de manos de Lyons Muskus 2.100 millones de pesos para el financiamiento de su campaña electoral. Monto que, al parecer, provenía de las regalías departamentales.

 

Dato

En su proceso penal actualmente hay un preacuerdo aprobado por la Corte Suprema de Justicia.

BOGOTÁ, COLPRENSA

Comentarios