Nuevos compatriotas

COLPRENSA - EL NUEVO DÍA
La Resolución entra en vigor debido a la situación sociopolítica que atraviesa Venezuela y que ha derivado en una crisis migratoria en la que Colombia ha acogido a cerca de 1.400.000 personas del país vecino.

“Válido para demostrar nacionalidad” esta es la palabra clave en la resolución 8470 del pasado 5 de agosto del presente año, que fue expedida por el Nacional.

Con esta medida que es transitoria y excepcional lo que se busca, según el mismo Gobierno, es que los hijos de venezolanos que han nacido en territorio colombiano, no sigan en riesgo de quedar sin patria. Felipe Muñoz, gerente de la frontera con Venezuela, explica que siendo una medida “excepcional y transitoria”, su vigencia será de dos años más.

Recordó que hasta el momento los registros de nacimiento que las autoridades expedían tenían como nota: “No válido para nacionalidad”, y con la expedición de la Resolución lo que deben hacer es esperar a que las autoridades colombianas, en un plazo máximo de cuatro meses, anuncien que ya puede pasar por el registro civil con el sello” y para los niños nacidos después del 20 de agosto, los registros civiles serán expedidos acorde con las nuevas determinaciones. Con esto, el Estado pretende reconocer que estos niños tienen los mismos derechos (y deberes) que un niño colombiano.

Por su parte, Ronald Rodríguez, investigador del observatorio de Venezuela de la Universidad del Rosario, manifiesta “celebro que el gobierno colombiano empiece a tomar medidas para proteger los derechos de los niños, porque se están dando casos aberrantes con estos niños y hay que protegerlos no por una cuestión nacional, sino por una cuestión de humanidad. Son unos niños que no pueden quedar al garete y los colombianos sabemos que nuestra dinámica en infancia y adolescencia tiene unos problemas estructurales muy serios donde el maltrato hacia los niños, las violaciones son cosas que alarman y los venezolanos están cayendo en eso y no es que se haga la diferencia que es colombiano o venezolano, sino que son niños, aunque las medidas que está tomando el gobierno son insuficientes”.

De otra parte, considera Rodríguez, “la medida llega en un momento en donde se empieza a ver la fatiga de la gente y aparece en una coyuntura que puede ser dura y no se ve una situación de personas, sino de nacionalidades, que en Colombia empieza a generar una presión adicional en un momento electoral en donde muchas instituciones han cometido errores como por ejemplo Migración Colombia que en el informe reciente por primera vez entrega la información pormenorizada de municipios y eso no se había hecho hasta el momento, se hablaba de migración en departamentos pero entregarla por municipios eso sí genera información que puede ser muy mal usada por actores locales que empiecen a responsabilizar a la migración de sus problemas”.

 

Trabas venezolanas

De acuerdo con la información de la Dirección Nacional de Registro Civil de la Registraduría Nacional del Estado Civil, entre el 19 de agosto de 2015 y el 30 de junio de 2019, se han identificado 24.512 inscripciones de registros civiles de nacimiento de hijos de padres venezolanos nacidos en territorio colombiano.

Según este planteamiento, Ricardo Abello, docente Derecho Internacional de la Universidad del Rosario, la Resolución expedida por el Gobierno, no es un tema de nacionalidad, sino un tema administrativo en el que Venezuela ha puesto una talanquera para llenar esos requisitos administrativos para tener un documento para tener una nacionalidad venezolana.

El docente del Rosario, señala que “cuando se mira la Constitución Política de Venezuela es claro que todo hijo de venezolano que nazca en el exterior es venezolano”, entonces en este momento el problema está en que no se está dando el espacio para la obtención de la documentación que permitiría demostrar la tenencia de esa nacionalidad”. Entonces, el gobierno se ve en la obligación de entregar un registro civil de nacimiento para que esos niños tengan un documento y puedan tener acceso a ciertos derechos como la salud y, la educación, etc.

Otro problema es que el consulado de Venezuela está exigiendo una serie de documentos que para la gran mayoría de venezolanos es imposible de obtener, entonces no les está entregando los papeles ni se está obteniendo el registro y es ahí donde hay un tema administrativo muy complejo que a mi modo de ver se está confundiendo con un tema de apatria, que no lo es, porque una cosa es tener la nacionalidad y otra cosa es tener como probarla.

Por tanto, con la resolución, considera Abello, el gobierno colombiano lo que hace es facilitarle a los venezolanos la obtención de un documento y que le está dando la nacionalidad para que esos niños puedan ejercer los derechos en el territorio y por un tiempo limitado habrá un nuevo mecanismo de la obtención de la nacionalidad colombiana y pues habrá más colombianos en un momento dado.

“Esos niños deben recibir atención médica en Colombia, demuestren o no nacionalidad, porque se debe prestar unos servicios básicos, sobre todos los niños que tienen una prevalencia de derechos de acuerdo con la misma Constitución Política colombiana”, asegura Abello.

María Teresa Palacios, directora de Grupo de Investigación en Derechos Humanos de la Universidad del Rosario considera que con la Resolución el Gobierno apunta a la reducción del riesgo que los niños sean apatria, toda vez que los ciudadanos venezolanos no pueden estar adquiriendo precisamente la nacionalidad por la crisis que está viviendo el país.

Además, de otra parte, se ha pensado infundadamente de parte de algunos actores que esto implicaría mayores costos para la sanidad pública en el país, pero claramente no porque ya sabemos que los niños nacidos en el país de venezolanos, incluso sin la medida están viéndose beneficiados de la atención primaria en salud por respeto precisamente de los derechos del niño consagrados en el artículo 44 de la Constitución Nacional y de los tratados internacionales; entonces el impacto no es negativo incluso a mediano y largo plazo el impacto es positivo, porque esos niños serán nacionales colombianos que podrán gozar de todos los derechos y si lo queremos ver como una oportunidad desde el punto de vista económico podrán ser contribuyentes a los sistemas tributarios, pero también al sistema de seguridad social.

 

Perfiles discriminatorios

 Finalmente, la Directora de Grupo de Investigación en Derechos Humanos de la Universidad del Rosario, manifiesta que “la medida puede generar perfiles de discriminación desde el punto de vista de la Convención para la eliminación de todas las formas de discriminación racial, toda vez que solamente está destinada a venezolanos y puede haber niños nacidos de otros territorios o de otros países y, la temporalidad, porque la migración venezolana no es de corto plazo, entonces la restricción temporal en la fecha que sale la Resolución debería ampliarse”. 

 

Destacado

“Los derechos de los niños y niñas prevalecen sobre los demás y son considerados como un mandato expreso de la Constitución”, argumentó el Gobierno.

 

Cifra

12 millones de personas sin patria existen en el mundo, de acuerdo con los registros que tiene la ONU.

NELLY VECINO PICO

Comentarios