Observaciones del BID sobre problemas de Hidroituango

COLPRENSA - EL NUEVO DÍA
BID Invest, la institución del sector privado del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), publicó en su página web dos informes técnicos del proyecto hidroeléctrico Ituango, con fecha de corte de agosto 2018 y marzo de 2019.

En ellos dio a conocer, entre otros, la evaluación de las acciones críticas del proyecto, la revisión de los cronogramas los potenciales riesgos o complejidades que se pudieran presentar y un diagnóstico sobre la seguridad de la infraestructura.

 

Los informes

Entre las conclusiones principales del primer informe, de septiembre de 2018, el panel de expertos destacó, entre otras cosas, que los movimientos posteriores al colapso de la Galería Auxiliar de Desviación (GAD), que tuvieron lugar en diferentes partes, fueron consecuencia del flujo incontrolado de agua a través de galerías interconectadas, algunas de las cuales nunca fueron destinadas a conducir agua.

Sobre el manejo de la emergencia, el informe destacó que la advertencia oportuna evitó víctimas y permitió contener daños económicos. Añadió que la inundación de la casa de máquinas “fue el curso de acción más apropiado e inevitable, que permitió recuperar el control de los niveles del embalse”.

Los investigadores añadieron que durante la operación del embalse se producirán pequeños deslizamientos de tierra localmente, en la zona erosionada de las laderas, a lo largo del borde del embalse. Sin embargo, no consideraron que tales movimientos de masa generen ondas de impacto peligrosas, sino que contribuyen lentamente a la sedimentación del yacimiento.

Entre las recomendaciones, el informe señala que la situación de la Galería de Descargas Intermedias mereció más atención. Indicaron los investigadores que los diseñadores deberían reconsiderar la oportunidad de instalar piezas incrustadas o crear superficies de contacto adecuadas para permitir la futura instalación de un dispositivo temporal para el mantenimiento de emergencia de las compuertas de esta galería.

Concluyen que las medidas implementadas hasta la fecha, así como los trabajos de mantenimiento en curso, “permiten expresar una evaluación positiva sobre la seguridad del proyecto en su configuración actual”.

En el segundo informe, de abril de 2019, los investigadores llamaron la atención sobre las oquedades o socavaciones: “Fueron halladas grandes cavidades, entre los ejes de presión 1 y 2, y la cámara de sobretensión del lado norte, aunque explicables dado el extenso período de carga dinámica de las vías fluviales (por la inundación de casa de máquinas)”.

COLPRENSA MEDELLÍN

Comentarios