Onic señala a ‘cartel de Sinaloa’ como responsable de amenazas en Cauca

VANGUARDIA - EL NUEVO DÍA
La oficina en Colombia de la ONU para los derechos humanos pidió al Gobierno colombiano dar “protección efectiva” a indígenas del sur del país.

Entre el primero de julio y el 10 de agosto de 2019, la Organización Nacional de Indígenas de Colombia, Onic, ha contabilizado 57 ataques contra los derechos humanos de las comunidades en el Cauca.

El reporte da cuenta que al menos 30 personas han sido amenazadas, 15 han sufrido atentados, 7 fueron asesinadas, también tuvieron una afectación al territorio, han sido amenazados de manera colectiva en tres ocasiones y han tenido un atentado a la infraestructura indígena.

Por esto, ayer la organización consideró pertinente realizar una twiteraton con el hashtag #QuePareElGenocidioIndígena, dado que, a su juicio, durante el último año, los pueblos indígenas han sido objeto de vulneraciones a los Derechos Humanos.

De acuerdo con la organización, luego de la firma del Acuerdo de Paz han sido asesinados 159 indígenas, especialmente, después de las Mingas desarrolladas en los meses de marzo y abril en distintas partes del territorio. Según denuncian, los ataques, amenazas y asesinatos se han incrementado alarmantemente.

“Ante el recrudecimiento del conflicto en diferentes regiones como el Chocó, Nariño, Antioquia, Norte de Santander, Putumayo, como el Cauca entre otros, el día de ayer, 9 de agosto de 2019, como Onic en cabeza de la Asamblea Nacional de Autoridades, declaramos la Situación de Emergencia Humanitaria, Social y Económica en todos los Pueblos Indígenas de Colombia”, señaló la organización.

Así las cosas, desde el Observatorio de Derechos Humanos de la Consejería de Derechos de los Pueblos Indígenas, Derechos Humanos y Paz de la Onic, en cooperación con las organizaciones indígenas regionales, consideraron que era necesario emitir alertas y comunicados denunciando tales hechos de abuso, sin embargo, lo que expresaron es que hasta la fecha no han recibido ningún tipo de respuesta por parte de las instituciones del Estado.

 

Otros hechos

La Organización Nacional de Indígenas de Colombia, Onic, reportó que el pasado viernes mientras las comunidades indígenas celebraban su día internacionalmente, la Guardia Indígena fue atacada con armas de fuego.

Por otro lado, el 4 de agosto dos personas que se transportaban en una motocicleta asesinaron a Enrique Guegia, Thía Wala -Sabedor Ancestral y Autoridad Espiritual- y Alguacil del cabildo Tacueyó, del municipio de Toribío.

Del mismo modo, Onic denunció que el primero de agosto también fue asesinado el Guardia Indígena Gersain Yatacue Escue, de 25 años, quien se desempeñaba como coordinador de la Guardia de la vereda San Julián de municipio de Toribío quien fue abordado por hombres desconocidos en el sector Pajarito del resguardo de Huellas, Caloto.

Por último, aseguraron que el 25 de julio en el municipio de Caloto, corregimiento de El Palo, en la vía que comunica Caloto con Toribío, la Guardia Indígena fue víctima de un atentado con armas de fuego y artefactos explosivos en el cual resultaron heridos Giovany Vitoncó, Fabián Camayo, Arcadio Tróchez, y Jorge Ulcué.

COLPRENSA, BOGOTÁ

Comentarios