La SIP rechaza fallo que afecta cobertura mediática de accidentes

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) repudió ayer que un fallo judicial en Colombia obligue a periodistas a pedir permiso a los afectados de un accidente para publicar noticias u otros hechos en sitios públicos.

La organización dijo que se trata de una “grave” decisión contra el ejercicio periodístico en Colombia, “una especie de censura previa en la práctica”, y un precedente preocupante.

La decisión judicial tiene que ver con un accidente en el que Andrés Ramírez se fue a un canal de desagüe en Cali en mayo pasado, cuando conducía por una carretera.

La víctima pidió al periódico regional El País retirar un video tomado por un testigo con su teléfono celular en el que se ve el accidente, publicado en la versión de internet del diario.

Sin embargo, el diario se negó argumentando que era una noticia sobre hechos ocurridos en vía pública.

Al considerar que violaba el derecho a su buen nombre, intimidad y honra, Ramírez instauró una acción legal contra el diario, una tutela, de la cual ha sido favorecido por ahora en una corte, pero pasará a una “eventual” revisión de la Corte Constitucional de Colombia, señaló la SIP.

“Es grave y preocupante que se cree el antecedente de que los medios deben pedir permiso para publicar hechos públicos a los afectados, una especie de censura previa en la práctica”, señaló Roberto Rock, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP.

El juez ordenó al periódico que en un término de 48 horas distorsione el rostro de Ramírez del video hasta que cuente con la autorización del titular para publicarlo.

Argumentó que la publicación había generado comentarios deshonrosos de parte de usuarios en contra del afectado.

Rock centró la “esperanza de que la Corte adopte y se pronuncie sobre este caso que, aunque aparente ser un hecho simple, puede desencadenar graves consecuencias y limitaciones para la libertad de prensa, el ejercicio periodístico y la libertad de expresión”.

 

Dato

La tarea periodística se convertiría en una actividad complicada, lenta y casi condenada al silencio, precisa la SIP. 

MIAMI, AGENCIAS

Comentarios