Sigue drama de los migrantes en Francia

VANGUARDIA - EL NUEVO DÍA
Ya son 38 los casos que, desde el 2 de agosto, ha estado manejando el Consulado de Colombia en París en conjunto con el Ministerio de Relaciones exteriores, donde se ha llevado a cabo el monitoreo y la asistencia a colombianos desalojados de una ocupación ilegal en Saint-Ouen, en Francia.

Sin embargo, son más de 100 colombianos los que fueron desalojados de una fábrica francesa.

Esta gestión ha dado como resultado que este grupo de personas cuenten con una dirección para avanzar en sus expedientes de acceso a la ayuda médica del estado francés. A este proceso se le denomina domiciliación administrativa.

El problema radica en la falta de acceso a vivienda y un nivel considerable de precariedad económica por parte de este grupo de colombianos radicados en el país europeo. Este caso, con antecedentes desde marzo del presente año, ha contado con el apoyo de asociaciones y ONG encargadas de este tipo de casos.

 

Esperan ayuda

Según se conoció los colombianos que fueron desalojados aseguran que hasta el momento no han recibido mayor ayuda del gobierno colombiano y tampoco de parte de Francia.

Estas personas desalojadas tienen permiso de trabajo y de residencia; sin embargo, están durmiendo en campamentos improvisados levantados en la calle y están expuestos a las inclemencias del clima y a condiciones de insalubridad.

Entre los expulsados hay familias con niños, mujeres embarazadas y discapacitados.

COLPRENSA, BOGOTÁ

Comentarios