Piden reabrir caso sobre la muerte del hijo de Pizano

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
La muerte de los Pizano estuvo ligada a la serie de irregularidades que investigaba la Fiscalía por el caso Odebrecht.

Ante el Juzgado Municipal del Rosal (Cundinamarca), la Procuraduría solicitará el próximo 9 de octubre desarchivar la investigación que se surtió por la muerte de Alejandro Pizano, el hijo de Jorge Enrique Pizano, quien fue auditor de la Concesionaria Ruta del Sol II.

Alejandro, según Medicina Legal, falleció intoxicado por la ingesta de cianuro. Las investigaciones preliminares dan cuenta de que el veneno estaba en un vaso de agua que tomó del despacho de su padre, también fallecido dos días antes del deceso del joven.

La muerte de los Pizano estuvo ligada a la serie de irregularidades que investigaba la Fiscalía por el caso Odebrecht. Jorge Enrique, por su parte, había anunciado que el entonces fiscal Néstor Humberto Martínez, tenía conocimiento de los sucesos ocurridos con la firma brasilera.

Sin embargo, en ese entonces, los señalamientos no hicieron mucho eco, pues con su muerte se apagó tal testimonio.

La muerte de Alejandro aún resulta inexplicable. El joven llegó del exterior para asistir al funeral de su padre, sin saber que se encontraría la muerte en su propia casa.

En las investigaciones de la Fiscalía, se reveló que hallaron un tarro de cianuro en uno de los baños auxiliares de la casa donde residían los Pizano.

Pese a que por varios días miembros del CTI invadieron la casa de los hoy difuntos, la Fiscalía decidió archivar la investigación, determinación que no acogió la Procuraduría.

Lo anterior sucedió bajo la administración de Néstor Humberto Martínez, quien renunció en el primer semestre del año debido a todas las acusaciones en su contra y a la decisión que tomó la Corte Suprema de Justicia de dejar en libertad al combatiente ‘Jesús Santrich’, investigado por narcotráfico.

BOGOTÁ, COLPRENSA

Comentarios