Comerciantes de poblaciones de la vía al llano protestan para que sea reabierta

COLPRENSA - EL NUEVO DÍA
Varios ciudadanos, comerciantes y transeúntes se sienten abandonados a su suerte, luego de que el Gobierno Nacional autorizara la reapertura gradual de la vía al llano y el paso en el kilómetro 58, pero ellos, quienes han sentido todo el rigor del cierre, no lo pueden hacer.

Aseguran que no es posible que pasen carros grandes y buses de diez pasajeros en adelante y que ellos no puedan transitar con sus carros pequeños y motocicletas, profundizando aún más su crisis, tanto económica, como social, pues hasta para tanquear sus vehículos deben ir hasta Villavicencio, cuando tienen una estación de servicio a tan solo 400 metros, pasando el derrumbe.

“Nos sentimos acorralados en nuestro municipio, den justicia, es inaudito que tengamos que pagar peajes hasta Villavo para poder tanquear una moto, esto no puede seguir pasando, exigimos que respeten nuestro derecho a la libre movilización”, dijo Carlos mancera, habitante de Guayabetal.

Y es que durante los últimos 14 días el flujo vehicular ha estado funcionando sin inconvenientes por el kilómetro 58, con algunas restricciones para carros pequeños, pero en términos generales, opera con normalidad, por lo que los afectados piden a gritos que sea abierta para todo tipo de vehículos.

“Los presidentes de las juntas de acción comunal estamos reunidos exigiéndole al Gobierno Nacional para que nos habilite el paso por el kilómetro 58 para toda clase de vehículos, ya que están vulnerando nuestros derechos, pues no nos dejan pasar nuestros carros particulares ni motocicletas, estamos muy afectados y ellos (el gobierno), no nos presta atención, por eso decidimos cerrar la vía y así va a estar hasta que nos solucionen algo”, aseguró Luis cante, Presidente JAC Entre Ríos.

Reiteraron su solicitud de la normalización del paso vehicular en la vía entre Bogotá y Villavicencio, y también clamaron porque las ayudas con las que se comprometió el gobierno lleguen a quién más lo necesita, pues dicen que ya son más de cuatro meses de la promesa del presidente Iván Duque, y hasta el momento no se ha hecho efectivo ese ofrecimiento.

“Estamos perjudicados porque ni las ayudas del Gobierno Nacional han llegado. El presidente Duque nos prometió unas ayudas y este es el momento que no ha llegado ningún auxilio para Pipiral, queremos que nos digan qué pasó con eso o si fue que se perdió para no esperar nada más”, acotó José Díaz, Presidente JAC vereda Pipiral.

“Estamos exigiendo igualdad de derechos, que por favor nos habiliten la vía para todo tipo de vehículos, el comercio está por el piso y nosotros los campesinos estamos muy afectados, no podemos subir a tanquear, a tan sólo 500 metros encontramos la bomba y no podemos subir a tanquear”, dijo Fanny Pérez, comerciante Guayabetal.

Pidieron que se hagan unas jornadas de socialización del estado de la vía con las comunidades, para establecer el estado real del corredor vial y tomar decisiones.

“La exigencia clara al Ministerio de Transporte es que hagan audiencia pública con la comunidad y nos digan porqué no hay paso para toda clase de vehículos”, agregó Fabián Herrera, habitante de Guayabetal.

Se espera que en las próximas horas, el Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Transporte, tome alguna decisión de si abre en su totalidad la vía o quienes protestan seguirán en la carretera hasta que se normalice la situación de la vía.

COLPRENSA

Comentarios