Reprograman audiencia en juicio a los exdirectivos de Hidroituango

TOMADA EL COLOMBIANO - EL NUEVO DÍA
Por solicitud de la defensa, el Juzgado 17 Penal del Circuito de Medellín con función de conocimiento, reprogramó la audiencia preparatoria del juicio oral dentro del proceso que se adelanta por la contratación y la adjudicación de las obras del proyecto Hidroituango en 2010.

La audiencia estaba prevista para el 21 y 22 de octubre, pero fue pospuesta para el 18 y 19 de diciembre de 2019 a las 9 a.m. En esta cita la defensa entregará al estrado los medios de prueba que considera necesarios para declarar la inocencia de sus representados.

Según el escrito de acusación leído por la fiscal 10 especializada el pasado 20 de agosto, los exdirectivos Luis Guillermo Gómez Atehortúa y Luis Javier Vélez Duque son señalados por la probable comisión del delito de contrato sin cumplimiento de requisitos legales.

Este proceso está enmarcado dentro de una de las líneas investigativas del ente acusador relacionadas con el proyecto y denominada “el pecado original de Hidroituango”.

Según la Fiscalía, hubo presuntas inconsistencias desde el inicio de la megaobra, tales como anomalías en la fase precontractual y supuestas deficiencias en la celebración de los contratos, estudios de diseño y ejecución de la obra.

El pasado 20 de agosto Jorge Aníbal Gómez Gallego, defensor de Luis Javier Vélez Duque, dijo al final de la audiencia de acusación que están “tranquilos”, porque “aquí no ha habido ningún delito”. Dijo que “ahora vamos al juicio a demostrarle al juez que no se cometió delito en la contratación de Hidroituango”.

El abogado señaló que las diferentes etapas contractuales se hicieron conforme a las normas que rigen este tipo de proyectos.

“La Fiscalía tiene una teoría distinta con el cumplimiento de requisitos que, considera, se omitieron. Pero está pretendiendo que se aplique una legislación que no rige este caso. Hay normas específicas para la contratación en temas de servicios públicos”, sostuvo.

 

El expediente

El pasado 27 de febrero, el entonces fiscal General, Néstor Humberto Martínez, explicó que una de las líneas investigativas relacionadas con el proyecto se denominaba “el pecado original de Hidroituango”. La Fiscalía identificó presuntas inconsistencias desde el inicio, tales como anomalías en la fase precontractual y supuestas deficiencias en la celebración de los contratos, estudios de diseño y ejecución de la obra.

Una vez anunciada la apertura del proceso penal, la audiencia de formulación de imputación se llevó a cabo el 27 de marzo. Los dos procesados no aceptaron los cargos.

 

Dato

EPM ha manifestado que “ha actuado de manera transparente y en el marco de lo que permite la ley”. Asimismo, ha reiterado su disposición “permanente” para colaborar con la Fiscalía.

MEDELLÍN, COLPRENSA

Comentarios