Francisco Santos ya no es embajador en Estados Unidos

COLPRENSA - EL NUEVO DÍA
La salida de la vida diplomática del embajador de Colombia ante los Estados Unidos, Francisco Santos, se concretó en la mañana de este viernes.

La salida de Santos se movió desde noviembre cuando se conoció una conversación con la canciller, Claudia Blum, en donde criticaba la gestión diplomática que tiene los Estados Unidos. Aunque Santos tuvo una reunión con el presidente Duque para hablar del tema, de la misma no se conoció el resultado.

Pero ahora con los eventuales cambios que haría el mandatario nacional a su equipo de gobierno, se habla de que Santos será reemplazado en el cargo por el exdirector de Planeación Nacional, Simón Gaviria.

“He sido siempre claro, los embajadores, los ministros, están en sus cargos hasta cuando el presidente lo determine. Nosotros tenemos un gran aprecio por el embajador Francisco Santos, lo he tenido siempre. Es una persona que le ha servido bien a Colombia. Tenemos claro que ha tenido una gran gestión en los Estados Unidos, que esa gestión la ha desarrollado con lujo de detalles. Tenemos claro que Francisco Santos es una persona que puede seguir colaborándonos en otros frentes, en ese lugar o donde quiera yo lo determine”, sostuvo el jefe del Estado en entrevista con la Radio Auténtica.

Reiteró que “tengo gran aprecio por él, por su labor, y nosotros siempre tenemos por él mayor reconocimiento por lo que ha sido una gestión al servicio del país”.

 

La renuncia

En la comunicación que le dirigió Santos al presidente Duque, le agradece la oportunidad de haber estado al frente de ese cargo diplomático, del cual asegura que se avanzó en el tema político, económico, entre otros temas con ese país.

“Agradezco a Usted presidente Duque los ofrecimientos que me hizo de continuar en su gobierno. Pienso que ha llegado el momento para mi, el momento de recuperar la posibilidad de opinar con libertad sobre la interesante y desafiante coyuntura que está viviendo nuestro país y que reclama plana franqueza. Deseo seguir sirviendo a los colombianos a través de mi lucha indeclinable por ideas democráticas y por la verdad”, dice la carta en uno de sus apartes.

Precisa también que “quiero agradecer la confianza que depositó en mi al nombrarme embajador de Colombia ante el gobierno de los Estados Unidos. Fue un honor para mi contribuir al fortalecimiento de la relación de Colombia con EE.UU. y en la recuperación de la confianza en la palabra de nuestro gobierno. Con la satisfacción de la labor cumplida, hoy me permito presentarle renuncia a este cargo”.

COLPRENSA

Comentarios