Comida alta en grasa y azúcar tendrá nuevos sellos

Crédito: TOMADA FAO - EL NUEVO DÍA
El Gobierno nacional dio a conocer el nuevo modelo que se aplicará para el contenido de las etiquetas de los alimentos en el país.#Se busca que la información nutricional incluida en estos productos se presente de forma clara y comprensible para el consumidor.
PUBLICIDAD

Durante la presentación, el Ministro de Salud encargado, Iván Darío González, dijo que “la meta es que la regulación se implemente antes de agosto de 2022”.

Asimismo, el presidente Iván Duque destacó que las etiquetas “van a servir para que Colombia le transmita su experiencia al mundo, y que la experiencia que recoja el mundo sirva para construir grande consensos en pro de la nutrición”.

El Ministro de Salud recordó que la propuesta se construyó tras diálogos sostenidos con la sociedad civil, la academia y la industria. Su principal objetivo es “que la información nutricional que está en la etiqueta se presente de forma clara y comprensible para el consumidor. Así como evolucionar el marco normativo actual, pasando de acciones voluntarias a obligatorias”.

Asimismo, indicó el funcionario que se analizaron diversos modelos gráficos usados en el mundo y límites nutricionales implementados en diversos países latinoamericanos, teniendo en cuenta el marco de la actual reglamentación del país y las normas internacionales.

 

El proceso

El Ministerio de Salud pretende que una vez expedida la resolución se dé un plazo máximo de 18 meses a la industria para que haga los ajustes pertinentes, pero antes se dan 10 días para el análisis de impacto normativo, 30 días para recibir comentarios en el país, 90 días a modo de consulta internacional y para recibir los conceptos de la Superintendencia de Industria y Comercio y otras entidades.

 

Experto

Director Ejecutivo de la Cámara de la Industria de Alimentos de la Andi.

Sobre las nuevas disposiciones del Gobierno Nacional del etiquetado frontal expresó que “entregarle información al consumidor para que tome mejores decisiones a la hora de construir sus dietas balanceadas, es un tema muy relevante para la industria de alimentos”.

Recordó el ejecutivo de la Andi, que desde hace unos años se ha adoptado el etiquetado frontal e informativo de forma voluntaria, en donde los productos tienen un resumen de la tabla nutricional, pero ahora con las decisiones desde el Gobierno nacional se evoluciona también en el etiquetado frontal.

De acuerdo con Montes, adicional al etiquetado en los productos sobre la cantidad de azúcares y sodio, entre otros, es importante que el consumidor avance en la adopción de hábitos de vida saludable, la práctica deportiva, comer frutas, hortalizas y demás.

 

Pasar de la intención

Carolina Piñeros, directora Ejecutiva de Red PaPaz, manifestó que el anuncio sobre los sellos frontales es muy positivo.

Lo importante es que el Ministerio de Salud emita la resolución, porque de lo contrario se quedaría en el campo de las buenas intenciones y es fundamental que los tiempos (que fijó el Gobierno) son muy largos y se pone en riesgo la misma intención del Presidente.

Manifiesta que la petición que hacen al Presidente es que se reduzca a 12 meses la implementación, teniendo en cuenta que Colombia está en una crisis de salud pública, porque desde 2005 viene aumentando los índices de mal nutrición, asociados a sobrepeso, obesidad y carencia de nutrientes básicos.

 

Obesidad en Colombia

En Colombia, más de la mitad de los adultos entre 18 y 64 años, es decir, 56%, están en condición de sobrepeso u obesidad.

Según el Ministerio de Salud, uno de cada cinco colombianos tiene obesidad. Entre los adultos, por ejemplo, la prevalencia del sobrepeso (índice de masa corporal, IMC, igual o superior a 25) es del 37,7% y la obesidad (IMC superior a 30), el 18,7%, para un incremento del 5,2% en cinco años.

 

¿Cómo será?

1. Los sellos frontales de advertencia serán negros, de forma circular y presentarán una advertencia sobre productos altos en azúcares añadidos, sal y grasas saturadas.

2. Con la nueva regulación se busca evolucionar en el marco normativo actual, teniendo en cuenta que el etiquetado es un instrumento de salud pública para bajar los índices de sobrepeso y obesidad.

3. Las directrices tienen como objetivo permitir el uso voluntario del sello frontal positivo, el cual estará relacionado con aquellos alimentos que cumplen con criterios positivos para la salud; este será monocromático y está por concertarse con la industria.

4. Las nuevas directrices también plantean rediseñar la tabla nutricional, haciéndola más simple y debe incrementar su tamaño para facilitar su lectura.

5. Las etiquetas deberán presentar el contenido de nutrientes por 100 gramos o 100 mililitros por porción. Se resaltan ítems que son de interés en salud pública (calorías, grasas, azúcares adicionados y sodio) y el reporte de vitaminas y minerales que son deficientes en la población colombiana (vitamina A y D, hierro y zinc).

 

Dato

Perú, Chile, Uruguay y próximamente México, ya utilizan sellos frontales de advertencia.

EL NUEVO DÍA

Comentarios