"Colombia es el país donde más se asesinan líderes sociales": Michel Frost, ONU

Crédito: COLPRENSA - EL NUEVO DÍA
En Suiza presentó este miércoles su informe sobre Colombia el relator de Derechos Humanos de la ONU, Michel Frost, quien concluyó en el texto que, pese a la firma del Acuerdo de Paz, los defensores de Derechos Humanos en zonas rurales del país están siempre expuestos al riesgo y la violencia.
PUBLICIDAD

Frost indica que, de manera especial, se han visto afectados líderes sociales que defienden causas como la implementación de los Acuerdos de Paz, la protección de medio ambiente y los derechos de los pueblos étnicos.

Estos ciudadanos, indica, han presentado su oposición "frente a los intereses de grupos criminales, grupos armados e ilegales, y frente a los intereses de actores estatales y no estatales como empresas nacionales e internacionales y otros grupos de poder".

Otro dato relevante dentro del informe es que Colombia sigue siendo el país de América Latina donde más defensores de Derechos Humanos son asesinados.

Destaca, además, que "las personas defensoras carecen además de un reconocimiento público y social positivo, a pesar de declaraciones públicas del Presidente del Gobierno y otras autoridades reconociendo su importante papel, y son deslegitimizadas y criminalizadas por otros actores estatales y no estatales".

Cabe recordar que el texto presentado por Frost es producto de una visita al país que realizó entre el 20 de noviembre y el 3 de diciembre de 2018, en la que se propuso constatar la situación de Derechos Humanos en país, además de identificar mediante cuáles mecanismos se van vulnerados los derechos de los líderes sociales.

También se resaltó la alta tasa de impunidad frente a los homicidios de líderes sociales en Colombia, la cual se ubica en 95%, según el informe.

"Cuando los asesinatos y otras violaciones de derechos humanos se cometen contra personas defensoras y permanecen impunes se envía un mensaje de falta de reconocimiento de su importante labor en la sociedad, y ello implica una invitación para seguir violentando sus derechos", indica el texto.

De igual manera, se señaló que se ha presentado un fenómeno de estigmatización contra los líderes por parte de "dirigentes políticos, funcionarios públicos, personas influyentes, también del sector privado, y miembros de grupos armados ilegales les estigmatizan como “guerrilleros”, “terroristas”, “antidesarrollo” o “informantes”.

Este informe se dio en medio de las tensiones entre el Gobierno Nacional y la oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, que recientemente hizo un llamado de atención a las autoridades colombianas frente al accionar del Esmad en jornadas de protesta, así como algunas recomendaciones al Ministerio del Interior.

COLPRENSA

Comentarios