Vinculan a embajador Sanclemente en investigación por laboratorio de coca

Crédito: COLPRENSA - EL NUEVO DÍA
El fiscal general Francisco Barbosa anunció, en entrevista con El Tiempo, que vinculará a investigación al embajador de Colombia en Uruguay, Fernando Sanclemente, por el hallazgo de un laboratorio de cocaína en una finca en Guasca (Cundinamarca), que es de su propiedad.
PUBLICIDAD

“Lo vincularemos. De hecho, la semana pasada ordené la asignación especial a un fiscal ante la Corte Suprema de Justicia con la colaboración de la delegada de finanzas criminales”, señaló.

Barbosa dijo que “la finca del embajador fue destinada para tener un laboratorio dedicado al procesamiento de cocaína”. Añadió que la estructura criminal estaba “bien montada” con tres instalaciones que tenían la potencialidad de producir 1,8 toneladas de cocaína mensual.

“La investigación va muy avanzada. Le puedo dar la tranquilidad al país que en esta Fiscalía no habrá privilegio alguno”, precisó en diálogo con El Tiempo.

La Fiscalía anunció el vínculo a la investigación, luego de que la Dirección Especializada contra el Narcotráfico compulsó copias a la Dirección Nacional de Extinción del Derecho de Dominio.

Lo que en su momento dijo el ente acusador es que en los allanamientos realizados en la propiedad del embajador, el pasado 12 de febrero, encontraron 6.896 kilos de sustancias químicas para elaboración de clorhidrato de cocaína, los cuales fueron destruidos con base en los protocolos establecidos, y nueve kilogramos de cocaína y pasta base de cocaína que se encuentran en cadena de custodia.

En el predio fueron capturadas cinco personas señaladas de custodiar y trabajar en los tres laboratorios. El fiscal del caso les formuló cargos por tráfico de estupefacientes y tráfico de sustancias para el procesamiento de narcóticos. Un juez de control de garantías les dictó medida de aseguramiento en centro carcelario, el pasado 14 de febrero.

En un trabajo conjunto de las autoridades de Colombia y Estados Unidos se determinó la existencia de una organización que adquiría cocaína que era transportada a una finca ubicada en Guasca (Cundinamarca) donde funcionaba un laboratorio clandestino que realizaba el procesamiento del estupefaciente.

Pese a las pesquisas de las autoridades, la sociedad 'Las colinas de Guasca', donde se encuentra el predio de Sanclemente, indicó que ninguno de los administradores y socios “tuvo conocimiento o relación” con el hecho.

Así lo explicaron en un comunicado difundido en el que además sostienen que “que el predio de 176 hectáreas es mayoritariamente ondulado y cuenta con un amplio bosque de pinos donde los narcotraficantes operaban camuflados con la aparente complicidad de al menos dos trabajadores de la finca, según primeras informaciones”.

Los socios de la propiedad agregan que desde 2017 le alquilaron “una parte del terreno a unos respetados cultivadores de papa y cebolla”. Sin embargo, no aportaron nombres o documentos de los supuestos arrendatarios.

Por estos hechos, la Fiscalía adelanta la recolección de pruebas sobre si otras personas pudieran estar vinculadas a los hechos.

 

"No he pedido privilegios ni tratos prevalentes”, Sanclemente

El exdirector de la Aeronáutica Civil y embajador de Colombia en Uruguay,  respondió en un comunicado a las declaraciones del fiscal general, Francisco Barbosa.

"No he pedido privilegios ni tratos prevalentes y solo espero, como todo colombiano, un proceso eficaz, imparcial y objetivo que garantice el derecho fundamental al debido proceso y a una pronta y cumplida justicia, al cabo del cual se comprobará mi total inocencia, la de mi familia y la de nuestros socios", manifestó Sanclemente.

Recordó el diplomático que es socio de las sociedades de familia que participan con el 50% de capital en la sociedad Las Colinas de Guasca Ltda., firma propietaria de la finca de Guasca (Cundinamarca) en donde el pasado 12 de febrero de 2020 fue hallado un laboratorio de procesamiento de estupefacientes.

Sin embargo, aseguró que el laboratorio de droga venía operando sin que los propietarios de la finca lo supieran.

"Es clara la ausencia de vinculación entre los propietarios de la finca y la actividad ilícita hallada en ella y, con la información a nuestro alcance, concluimos que el laboratorio 'sembrado' en una parte boscosa de la finca no tenía más de 3 a 4 meses de existencia y no ocupaba más de 100 mt2", señala.

COLPRENSA

Comentarios