Sin definir detención domiciliaria de Cadena

Crédito: ARCHIVO - EL NUEVO DÍAEl próximo jueves seguirá la audiencia contra Diego Cadena.
Tanto las demás partes en el proceso deberán pronunciarse, el próximo jueves, acerca de si hay dudas sobre la legalidad de las pruebas presentadas por la defensa, y el juez podrá definir si Cadena y Salazar pueden defenderse en libertad o no.
PUBLICIDAD

El juez 25 penal municipal de Bogotá con función de control de garantías decidió programar la continuación de la audiencia en la que decidirá la si cobija al abogado Diego Cadena con detención domiciliaria para el próximo 6 de agosto.

En este proceso, Cadena, quien hasta la semana pasada era abogado de Uribe, y su colega de oficina Juan José Salazar, deben responder por los delitos de soborno en la acción penal y fraude procesal. La Fiscalía solicitó cobijarlos con medida de aseguramiento de detención domiciliaria, petición que fue secundada por la Procuraduría y la representación de la víctima, el senador Iván Cepeda Castro.

Hay que tener en cuenta que, de acuerdo con la Fiscalía, la intención de Cadena al cambiar los testimonios de Carlos Enrique Vélez y Juan Guillermo Monsalve, ambos exparamilitares, era hacer incurrir en error a la Corte Suprema de Justicia respecto de la información recolectada en el proceso que, inicialmente, se surtió contra Cepeda y el nuevo expediente de Uribe.

Esta audiencia, que inició el 24 de julio, continuó el 31 del mismo mes y terminó ayer, tenía como objetivo decidir la medida de aseguramiento para darle paso al resto del proceso judicial que apenas empieza.

Así las cosas, como explicó el penalista Francisco Bernate, lo que el juez deberá tener en consideración “si existe una probabilidad de la existencia del delito y de la responsabilidad de la persona, si se demuestra prueba de que los procesados son un peligro para la prueba, para el proceso (incluso por la no comparecencia, para las víctimas y para la sociedad)”.

Y agregó que en esta etapa “no se está haciendo un juicio de responsabilidad, ni se le va a castigar. Si puede tener alguna responsabilidad”.

 

El turno de la defensa

El turno en la jornada de ayer fue para la defensa, llevada a cabo por Iván Cacino, para el caso de Diego Cadena, y de Andrés Felipe Caballero para el caso de Juan José Salazar. Ambas intervenciones trataron de desvirtuar la credibilidad de dos testigos que acusan a sus clientes de pagar con dinero y favores jurídicos testimonios en contra del senador Iván Cepeda.

Entre ellos, el más importante fue una carta fechada de agosto del 2011 y ratificada ante la Fiscalía General de la Nación, en la que Carlos Enrique Vélez le pide perdón a Óscar Guillermo Sánchez Múnera por haber dado testimonio falso en su contra tras el cual fue condenado.

El Colombiano tuvo acceso al manuscrito en el que Vélez dice: “Quiero con la presente manifestarle mis excusas y pedirle perdón por todo el daño que le he causado a usted y su familia por mis falsos testimonios y declaraciones en su contra, al señalarlo ante la Fiscalía como el autor intelectual del homicidio de José Yorledis González y por el cual me enteré que lo condenaron a usted a 30 años de prisión”.

Con este documento, Cancino dijo que se comprobaba que Vélez es un mentiroso profesional que está acostumbrado a mentir para dañar la vida de las personas y retractarse de sus falsos testimonios cuando el daño ya está hecho.

 

Destacado

El juez de control de garantías Cidulfo Hernández Toro, es quien tendrá que definir si Diego Cadenas se defiende en libertad o no.

COLPRENSA, MEDELLÍN

Comentarios