Lo que se sabe de la masacre en Llano Verde

Crédito: SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍAEl fiscal general Francisco Barbosa durante el anuncio de la captura de dos presuntos responsables de la masacre en Llano Verde, Cali
Además de la masacre de Cali, Valle del Cauca, en las últimas semanas han sido perpetradas otras en Nariño, Cauca, Antioquia, Arauca y Norte de Santander, que dejaron al menos 40 muertos.
PUBLICIDAD

Los cinco menores de edad víctimas de la masacre en Llano Verde fueron asesinados cuando se encontraban comiendo caña.

Así lo reveló ayer el fiscal general Francisco Barbosa desde Cali, donde se anunció la captura de dos de las tres personas que son señaladas como presuntos responsables del crimen.

En su declaración desde la base aérea de Cali, Barbosa indicó que los jóvenes ingresaban con frecuencia al cañaduzal cercano al barrio Llano Verde, donde vivían, y que fueron sorprendidos por estos hombres.

“Las labores dan cuenta que las víctimas acudían a ese lugar con frecuencia y que el día de los hechos los tres adultos observaron a los cinco menores acercarse. Luego, sin mediar palabra, en un acto de total barbarie, los asesinaron”.

Las víctimas (uno de 15, dos de 16 y dos de 17 años) fueron hallados en el cañaduzal con heridas con arma de fuego y uno de ellos con herida de arma blanca en horas de la noche del martes 11 de agosto, luego de estar desaparecidos todo el día y de ser buscados por sus familiares.

 

Más detalles de la investigación

El director de la Policía, general Óscar Atehortúa, explicó que entre los responsables hay un hombre que trabajaba como vigilante del cañaduzal, otro que era conductor de maquinaria pesada y un tercero del que no se ha esclarecido su vinculación con el predio.

El hombre que trabajaba como vigilante no ejercía labores de control de ingreso en el cañaduzal y se investiga si estaba de turno en ese momento.

El general Atehortúa reveló que los responsables tenían “animadversión con los jóvenes e incluso, aparentemente, pensaban que los jóvenes estarían relacionados con la muerte de un vigilante de la zona”.

Sin embargo, el general dijo que las investigaciones han indicado que los jóvenes no tenían relación con hechos delincuenciales, ni con esa supuesta muerte.

Añadió que al parecer ya había amenazas contra los jóvenes por ingresar al cañaduzal, hecho que al parecer hacían con frecuencia.

Narró que los presuntos asesinos fueron desprevenidos (descuidados) con el crimen, ya que en la escena hallaron varios elementos claves de la investigación.

 

Falta de implementación

El senador Iván Cepeda atribuyó las recientes masacres en el país a los obstáculos para la implementación del acuerdo de paz firmado en noviembre de 2016 con la guerrilla de las Farc. Además, dijo que con estos crímenes se busca crear un clima de terror.

“Lo que vemos es que hay una política de este Gobierno, del presidente Iván Duque, que ha permitido que esto ocurra porque no ha implementado el acuerdo de paz, porque ha debilitado las posibilidades de acabar con la violencia que estaba francamente reducida después de que se firmó ese acuerdo”, manifestó.

Cepeda consideró como “un hecho muy grave, muy preocupante”, la ola de matanzas en distintos lugares de Colombia.

 

Dato

El crimen sería una acción individual y el vigilante vinculado al parecer no cometió el crimen por instrucciones de los propietarios del terreno o la empresa de seguridad.

RESUMEN AGENCIAS, CALI

Comentarios