Cuenta regresiva para la apertura de playas en Colombia

Crédito: ColprensaEsta semana comenzará el proceso de apertura de playas.
Ahora, entre las cosas que hay que saber es que en medio de esta nueva normalidad habrá restricciones. Los juegos playeros, la comida en las carpas, las bebidas alcohólicas, las trenzas, los masajes y los grandes grupos de personas, han quedado en el pasado.
PUBLICIDAD

Tras cinco meses de cuarentena, es posible que usted ya quiera unos días de playa. Pues bien, la buena nueva es que esta semana se abrirán estos espacios y por eso en esta nota le explicaremos lo que hay que saber para que usted y su familia organicen el viaje para descansar unos días del encierro.

Ahora, entre las cosas que hay que saber es que en medio de esta nueva normalidad habrá restricciones. Los juegos playeros, la comida en las carpas, las bebidas alcohólicas, las trenzas, los masajes y los grandes grupos de personas, han quedado en el pasado.

Con los protocolos de bioseguridad para la reapertura, también se avecina un cambio en la cultura turística playera, afirmó Francisco Herrera, contralmirante y director general marítimo de Dimar.

 

Más seguridad

Colombia tiene 300 playas y 2.900 kilómetros de costa, de acuerdo con Procolombia, lo que hace al país uno de los destinos favoritos para vacacionar. En 2019 hubo cifras récord en turismo: 4.5 millones de extranjeros visitaron el país, 3,7 % más que en 2018, según el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

Con las circunstancias actuales, la manera de vacacionar se transforma. El protocolo de bioseguridad, realizado entre Dimar y el Viceministerio de Industria, Comercio y Turismo, busca proteger de posibles contagios de covid-19 y de otros peligros que antes existían.

“En Santa Marta, Cartagena y otros lugares, no contaban con la señalización adecuada entre las zonas de bañistas y las de embarcaciones. Por esto, se generaban accidentes y colisiones”, aseguró Herrera.

Ahora estarán señalizadas y serán visitadas por menos personas. El Director Marítimo aseguró que en las de mayor afluencia en temporada alta, antes de la pandemia, cada persona tenía alrededor de cuatro metros cuadrados. En las nuevas medidas esa distancia se duplicó y habrá nueve metros cuadrados por visitante.

“Por ejemplo, el balneario El Rodadero recibía a 2.500 personas, a veces podía darse un sobreaforo de hasta 4.000 visitantes en un solo día. Su nueva capacidad es de 1.130, incluidos turistas, autoridades y prestadores de servicio”, manifestó Herrera.

En Santa Marta habrá horarios para estar en esos lugares, de 9:00 a.m. a 12:00 p.m. y de 2:00 p.m. a 5:00 p.m y a mediodía se hará una jornada de desinfección. También desarrollaron una App para agendar las visitas y a los prestadores de servicio se les hará prueba de covid cada quince días.

“Prevenir el contagio es un trabajo mutuo, entre turistas y prestadores de servicio, en el que el autocuidado es fundamental. Queremos minimizar riesgos para que la gente venga tranquila y vea que somos un destino seguro”, señaló Gina Cantillo, directora del Instituto Distrital de Turismo.

Por otra parte, la Gobernación del Archipiélago indicó que en San Andrés se habilitarán las playas de Spratt Bight como prueba piloto. Allí están autorizados deportes náuticos y los prestadores de servicios deben tramitar permisos de trabajo ante la Secretaría de Gobierno.

“Es momento de cuidar nuestro capital humano y a nuestros turistas. Son cinco largos meses sin visitantes y estamos felices con el reencuentro”, dijo Juan Carlos Osorio, presidente de la Junta Directiva de Cotelco San Andrés Providencia y Santa Catalina. En Cartagena, la Alcaldía ha adelantado trabajos de limpieza, indicó El Universal. El piloto será en Bocagrande y Playa Azul La Boquilla

Respecto a las medidas para todo el país, Herrera afirmó que estará prohibido el expendio de comidas en las carpas, el consumo de alcohol y no se podrán prestar los servicios de trenzas y masajes. Las personas deberán asistir con tapabocas y solo se lo podrán quitar cuando vayan a ingresar al mar, en grupos de máximo cuatro personas.

 

Responsabilidad conjunta

“Para que los protocolos tengan éxito, turistas, autoridades y prestadores de servicio deben tener claros sus roles y responsabilidades”, afirmó el Director Marítimo de Dimar y añadió que esto implica que los visitantes sigan las normas, que los servicios ofrecidos sean óptimos y que las autoridades ayuden a cumplir las reglas.

Mientras que las playas estuvieron seis meses sin turistas, el ecosistema tuvo un respiro: había presencia de fauna marina y aumentaron los nacimientos de tortugas, “tenemos la oportunidad de seguir cuidando el ambiente y lo que se logró en los seis meses de cuarentena no se puede desperdiciar”, señaló Herrera.

Añadió que la pedagogía es clave para la reapertura. “Estos son lugares para la recreación y el descanso. Con estos protocolos tenemos el reto de garantizar que el virus no se transmita en estos lugares y aplicarlos es responsabilidad de todos”, aseguró.

La Teniente Navío, Luz Perla González, Comandante de la estación de guardacostas de Coveñas, manifestó que para la apertura de playas se ha hecho un esfuerzo interinstitucional y están comprometidos con una reapertura segura y por esto, “se harán rondas de control y verificación continúa para evitar que haya situaciones de aglomeración o de riesgo”.

Por ahora las personas pueden ir a la playa a hacer ejercicio, pero no está habilitado el ingreso al mar y mientras llega el 18 de septiembre, las playas del país estarán afinando detalles para su reapertura. Dimar afirmó que hará una inspección y la playa que no cumpla con los requisitos, deberá permanecer cerrada.

El Colombiano

Comentarios