"No podemos devolverle a los niños que reclutamos los años que perdieron"

Crédito: Colprensa - EL NUEVO DÍA
En una audiencia virtual celebrada desde Riohacha, Milton de Jesus Toncel, que tenía el alias de 'Joaquín Gómez' en las FARC, admitió el reclutamiento de menores dentro de las FARC, aunque señaló que es un fenómeno complejo.
PUBLICIDAD


"Si bien en nuestros códigos estaba prohibido reclutar menores de 15 años, reconocemos que estos estatutos se violaron", señaló.

Y agregó: "Estoy dispuesto a reconocer sin ambigüedades y sin eufemismos el reclutamiento de menores. No podemos devolverle a los niños que reclutamos los años que perdieron".

Ante las preguntas del magistrado de la Sala de Reconocimiento Iván González, Toncel, quien fue por 24 años comandante del Bloque Sur de las FARC, no recordó sin embargo casos específicos de menores de 15 años que hubieran sido reclutados a la fuerza por la organización.

Solo mencionó a dos menores que hicieron parte del grupo que él comandaba, pero que, según él, se unieron voluntariamente a la guerrilla, uno, porque sus padres no tenían como mantenerlo y otro porque había quedado huérfano. En esos casos, los menores no iban a combate y se quedaban en el campamento haciendo otras labores, porque según él, no eran capaces ni siquiera de cargar el arma.

El magistrado Velásquez le pidió confirmar si es cierta la información que tiene la JEP de que en poder de las FARC llegó a haber 505 menores de edad incorporados en las filas, y por lo menos 61 menores de ellos, pero Toncel solo recordó los 150 menores que las FARC entregó al Gobierno Santos como parte del acuerdo de paz, y que según él, terminaron viviendo en condiciones lamentables.

Toncel también se refirió a la política de suministrar mecanismos de anticoncepción obligatorios a las guerrilleras de las FARC y reconoció que en muchos casos se implantó un dispositivo Norplan a varias de ellas, sin tener en cuenta sus condiciones de salud, lo que llevó a provocarle problemas a algunas.

Señaló que en caso de quedar embarazadas, las mujeres que hacían parte de las FARC debían regresar a sus casas, pero no descartó que algunas hubieran sido obligadas a abortar, aunque aseguró no haber conocido ningún caso concreto, como tampoco ningún caso de violación o abuso sexual dentro de la guerrilla.
 

COLPRENSA

Comentarios