Caso Uribe vs. Cepeda: No se debe trasladar a territorio extranjero

Crédito: Colprensa - EL NUEVO DÍA.Álvaro Uribe e Iván Cepeda.
La puja político-judicial que se ha movido por varios años, entre el senador Iván Cepeda y el expresidente Álvaro Uribe Vélez, tomó un nuevo rumbo, pero en esta ocasión no es en territorio nacional. Ambos líderes políticos decidieron llevar el proceso a instancias internacionales.
PUBLICIDAD

Fue el equipo de abogados del expresidente Uribe quien le solicitó a William Barr, fiscal general de Estados Unidos, que indague los motivos por los que Cepeda se movió en territorio extranjero y visitó a Juan Carlos ‘Tuso’ Sierra, confeso exparamilitar, entre otros exmiembros de ese grupo ilegal, con el fin de que este declarara ante la Corte Suprema de Justicia, por los presuntos nexos que tuvo el hoy exsenador con los exparamilitares.

A juicio de la defensa de Uribe, el senador del Polo Democrático habría propiciado el encuentro con el fin de que Sierra cambiara la versión ante el alto tribunal en Colombia y el expresidente fuese salpicado en actos irregulares. De acuerdo con el equipo de abogados del líder político del Centro Democrático, Cepeda estaría inmerso en un delito federal, que consiste en persuadir a una persona para que entregue un testimonio diferente.

Lo anterior debido a que, según un relato de Sierra revelado en la misiva de los abogados de Uribe en la que piden que se adelante la investigación, el senador Cepeda le habría ofrecido asilo político a su familia en Suiza a cambio de generar una nueva versión ante el alto tribunal en territorio nacional.

Con tales aseveraciones, el pull de abogados del expresidente solicitó que se adelantara una indagación por las visitas generadas a cargo del senador de la oposición, quien el viernes pasado le salió a la defensiva a tales acusaciones asegurando que el Congreso de la República en Colombia tenía conocimiento de la situación y, además, autorización no solo del legislativo sino del Departamento de Justicia de Estados Unidos, para el ingreso a los centros de reclusión en ese país.

“Los relatos de los señores Diego Fernando Murillo Bejarano, Juan Carlos Sierra Ramírez y Salvatore Mancuso fueron hechos de manera voluntaria y no obedecieron a ninguna clase de ofrecimientos”, relató en su momento el senador y añadió que suministrará información al fiscal Barr, para que indague los movimientos de Uribe y su entonces abogado Diego Cadena en territorio extranjero.

“Voy a informar al Fiscal de los Estados Unidos que el abogado colombiano Diego Cadena, reconocido defensor de narcotraficantes y exparamilitares presos en cárceles de los Estados Unidos, ha tenido tratos con alias ‘El Tuso’ Sierra, y realizó gestiones durante meses para obtener sus escritos que deberían ser radicados en la Corte Suprema de Justicia (...) informaré al Fiscal Barr que el señor Cadena se encuentra actualmente llamado a juicio por la justicia colombiana”, reseñó Cepeda y añadió que remitirá información sobre el exsenador Uribe Vélez, vinculado en un proceso penal por presunta manipulación de testigos.

 

¿Es inconveniente el pleito?

Así las cosas, con este panorama, el lío judicial en el que se ha centrado la atención durante los últimos meses tiene un capítulo nuevo, ahora en territorio internacional, no obstante, ¿es normal que ello suceda? Para el abogado Iván Durango, experto en derecho procesal penal, no se pueden generar esos escenarios de esa índole en territorio extranjero.

“No podemos trasladar nuestras disputas a otro país, porque así permitimos que otro Estado se crea con la libertad y autonomía para decidir sobre nuestro pueblo e inmiscuirse en asuntos que solo le competen a la justicia de nuestro país”, dijo el penalista.

Aunque Durango considera que las autoridades extranjeras no son los escenarios idóneos para adelantar este tipo de situaciones, tiene claro que toda persona con fuero o no, puede ser investigada por autoridades, en este caso, norteamericanas dado que si se comete un delito en tal país, pues la persona deberá ajustarse a los lineamientos jurídicos del mismo.

“En Estados Unidos puede ser investigada cualquier persona que haya cometido cualquier delito y más si se trata de un delito federal como lo es incitar a que otro cometa perjurio”, señaló el abogado.

A la postura de Durango se sumó la del también penalista Marlon Díaz, quien señaló que si luego de superado un análisis preliminar para identificar la posible comisión del delito se considera que se puede investigar el mismo, entonces podría existir una indagación por falso testimonio.

“Si finalmente el análisis jurídico arroja que existe una posible comisión del delito y que este ocurrió en Estados Unidos, será entonces la Fiscalía de ese país, quien adelante las labores de investigación”, confirmó el penalista.

Para Díaz, de comprobarse alguna situación irregular bien sea por parte de Uribe, Cadena y Cepeda las autoridades internacionales tendrán la facultad de vincular al proceso, y de ser así surtirse un mismo escenario jurídico como el que se adelanta en Colombia por los mismos hechos.

Además de ello, los penalistas coincidieron en que Cepeda y Uribe, en caso de hallarlos posiblemente responsables de alguna actuación, tendrán las garantías para defenderse ante la justicia americana. No obstante, está claro que el delito que se podría registrar en este caso no da para que el país norteamericano los pueda solicitar en extradición.

Para Durango, este nuevo escenario político-judicial no refiere un efecto crítico entre países, más que el del efecto de una imagen y credibilidad de la institucionalidad ante el mundo, dado que es una clara representación que “no somos capaces de manejar nuestros problemas”.

El penalista dejó claro que respecto de temas económicos o políticos no habrá inconveniente entre ambas naciones.

COLPRENSA, BOGOTÁ

Comentarios