¿Moción de censura, una jugada política que no le funcionó a la oposición?

Crédito: Colprensa - EL NUEVO DÍA.
Intereses políticos personales, acusaciones sin fundamento y ante todo una realidad política diferente a hace un año al interior del Congreso de la República, serían las razones por las cuales este jueves se podría decir que las mociones de censura contra el ministro de la Defensa, Carlos Holmes Trujillo, fracasaron.
PUBLICIDAD

Las dos mociones, tanto la que se hizo en la Cámara como la que tendrá lugar el jueves en el Senado fueron convocadas por la oposición, fundamentadas en incumplimientos que habría tenido el ministro al punto que le llevaron a violar la Constitución Política.

Por ejemplo, en el Senado, el senador y candidato presidencial Jorge Robledo, aseguró que Trujillo debía enfrentar ese juicio político porque violó la Constitución Política al haber impedido que el Senado votara la aprobación o no de la misión militar que llegó de los Estados Unidos.

Aunque esa presencia fue frenada inicialmente por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, el fin de semana pasado el Consejo de Estado tumbó la decisión de esa juez y de pasada también dejó sin validez el incidente de desacato que el mismo tribunal abrió contra el presidente Duque por no haber reportado sobre la presencia de esas tropas en el país.

Es decir que la motivación por la cual se convocó la moción de censura se le cayó a Robledo y a los congresistas de la oposición. Una situación similar pasó hace tres semanas en la Cámara de Representantes cuando se tramitó la moción de censura a Trujillo, pero en esa ocasión porque en concepto de la oposición él era el responsable de los abusos de la Policía septiembre pasado y porque además habría incumplido la orden de la Corte Suprema de que pidiera perdón sobre los abusos de la Policía en noviembre del año pasado.

Sin embargo, el fallo de ese tribunal fue preciso en señalar Trujillo debía era pedir excusas por esos hechos del 2019, más no por los de septiembre de 2020 como pretendió atar la oposición la moción. Eso llevó a que se hundiera también la moción en la Cámara con más de 130 votos en apoyo a Trujillo.

La única opción que tendría la moción del Senado que prospere es que este jueves el senado Roy Barreras realmente muestre, según lo ha anticipado, varias situaciones que en materia de orden público el ministro de la Defensa le ha tapado al país.

Barreras, quien también tiene aspiraciones presidenciales, hace un año tramitó la moción de censura contra el exministro Guillermo Botero, a quien la moción de censura no se le aplicó porque renunció unas horas antes de la votación, y porque le ocultó al país un bombardeo en donde murieron siete menores de edad en un operativo contras las disidencias de las Farc.

En esa oportunidad se lograron mayorías contra Botero, eso porque se unieron la oposición, los independientes y parte de la U, pero en esta ocasión la realidad política en el Senado es diferente porque el gobierno tiene las mayorías y por ahora las pruebas no serán tan contundentes para lograr que caiga Trujillo.

Aunque el debate se había programado para que fuera presencial, la mesa directiva determinó que sea virtual debido a que el lunes pasado la senadora María Rosario Guerra estuvo presente en el salón de sesiones y el martes reportó que dio positivo para el Coronavirus.

Colprensa

Comentarios