Fuerza pública no mata niños: Mindefensa sobre neutralización de alias ‘Uriel’

Crédito: Colprensa - EL NUEVO DÍA.
El ministro de defensa Carlos Holmes Trujillo, este lunes, le salió al paso a los señalamientos hechos sobre que en medio de la neutralización de Andrés Vanegas Londoño alias 'Uriel', reconocido cabecilla del ELN en Chocó, hubo violación de derechos humanos a dos menores que se encontraban en el lugar donde adelantaron la operación militar.
PUBLICIDAD

"El Estado bajo las normas de DIH tienen la potestad de hacer operaciones cuando hay menores de edad. Se pueden hacer respetando el principio de proporcionalidad y distinción. Cuando hay menores de esta naturaleza quien viola el DIH es quien tiene al menor en ese campamento" resaltó el jefe de la cartera y dejó claro que sí bien en el lugar detectaron la presencia de menores de edad, estos no fueron atacados.

Trujillo reiteró que las operaciones se adelantaron dentro del marco de DIH y rechazó los mensajes de los sectores que están anunciando sobre que en el lugar donde fue abatido alias 'Uriel', existía presencia de menores de edad.  

"Es de inmensa gravedad lanzar mensajes que confundan a la opinión pública de que la fuerza pública mata niños. La fuerza pública no mata niños", aseguró en declaración a medios de comunicación en su balance de lo que fue la neutralización del mediático cabecilla del ELN.

Trujillo dejó claro que "se está utilizando indebidamente este tema porque se hace politiquería con la muerte y con los niños".

Por su parte, el general Luis Fernando Navarro, comandante de las Fuerzas Militares aclaró que en el marco de las operaciones adelantadas previo a la neutralización de alias 'Uriel', tropas de las fuerzas identificaron que había menores de edad en el área donde se encontraba el hombre.

"La inteligencia indicaba posible presencia de menores que no hacían parte de este grupo organizado. Durante la fase operacional se tomaron las medidas y precauciones para reducir el daño incidental respecto de las personas que estaban en el lugar", aseguró el oficial.

Navarro aseguró que "en el proceso de actos urgentes, no se registraron presencia de menores que habíamos visto de manera anterior. Esto quiere decir que los miembros del ELN fueron los que llevaron a estos menores al campamento y posterior a ello se los llevaron consigo, por ello, pedimos que ELN entregue a los menores".

El oficial dejó claro que durante los registros hechos posterior a la neutralización, solamente se encontró un muerto en desarrollo de operaciones que corresponden a 'Uriel'.

"No se encontraron menores de edad en el área. Podemos decir que los menores tenían algún parentesco con alias Uriel", señaló el oficial.

 

El operativo

El general Óscar Atehortua, director de la Policía Nacional confirmó que a 'Uriel' le seguían el rastro desde 2018, momento en que se hizo visible a través de un trino en el que hacía apología a la comisión de los delitos.

Atehortua aseguró que 'Uriel' no tuvo vínculo con el atentado perpetrado en 2018 contra 22 cadetes de la Escuela de Cadetes General Santander, como lo hizo saber en declaración el presidente Iván Duque, este domingo, no obstante, aclaró que el cabecilla del grupo guerrillero, con tales acciones delictivas incitaba a estudiantes a cometer tales actuaciones.

"Alias Uriel usaba los crímenes más dolorosos para hacerse propaganda con tales hechos. Información de inteligencia nos llevó a comprobar que en su esquema de seguridad tenía entre 12 y 15 bandidos", dijo Atehortua.

El oficial resaltó que alias 'Uriel' se movía en el litoral chocoano entre Novita, Condoto e Istmina, allí permanecería entre dos o tres días y fue información de inteligencia junto con fuentes humanas las que sirvieron para dar con su paradero.

"A través de estudiantes recibimos información de Medellín, Bogotá y Pereira para llegar a este delincuente. Por eso se va a pagar recompensa de 500 millones quien brindó información", aseguró el oficial.

Atehortua añadió que 'Uriel' recibía jóvenes en sus diferentes lugares para conformar células urbanas, y que durante 2017, Pablo Beltrán le entregó un arma de color blanco que a su juicio le servía como "amuleto". Del mismo modo el oficial aseguró que el cabecilla del grupo ilegal siempre estaba con cinco computadores, esto debido a que cursó ocho semestres de ingeniería electrónica, por lo que le era fácil moverse en ese mundo a través de redes sociales.

De esta manera, según las autoridades, 'Uriel' persuadía a los jóvenes para que hicieran parte de la estructura criminal a través de células urbanas.

"Hablamos de un criminal que tenía como objetivo desestabilizar el orden público en el país. A través de las redes sociales hacia apología al delito. Alias 'Uriel' usaba los crímenes más dolorosos y aberrantes para hacer propaganda sin vergüenza alguna. Reconoció el accionar de las redes urbanas que atacaron a la policía. Este criminal reconoció los actos premeditados y sistemáticos que tuvieron lugar en septiembre pasado", dijo el oficial.

Colprensa

Comentarios