Siguen cabos sueltos en el magnicidio de Gómez Hurtado

Crédito: Archivo / EL NUEVO DÍACuando se cumplen 25 años del deceso del líder conservador, Álvaro Gómez Hurtado, las Farc decidieron confesar que fueron los responsables del crimen.
Aunque la Fiscalía aún divaga respecto de la muerte de Gómez Hurtado, lo que sí es cierto es que en este momento se mueven bajo otra hipótesis y es que los posibles responsables pudieron ser las extintas Farc.
PUBLICIDAD

El reloj marcaba las 10:20 de la mañana, de aquel 2 de noviembre de 1995, cuando dos personas aún sin identificar, se acercaron al carro del líder conservador Álvaro Gómez Hurtado, y lo impactaron en más de una ocasión con arma de fuego.

El diligente político, escritor y periodista, que previo a su muerte visitó la universidad Sergio Arboleda, donde dictaba clases de historia política y constitucional de Colombia, llegó con vida a la Clínica Country, sin embargo, por la gravedad de las heridas, perdió la vida. En el hecho también pereció su escolta, José del Cristo Huertas.

Sobre la muerte del dirigente político se tejieron todo tipo de hipótesis.

En la Fiscalía, por ejemplo, reposan más de tres conjeturas que permitirían vislumbrar que más de una persona estuvo detrás de ese crimen, no obstante, una carta de las extintas Farc que menciona que se adjudica el ataque, cambió todo el panorama, y ahora, hasta la Jurisdicción Especial para la Paz se está moviendo con el tema.

En diciembre de 2017, la Fiscalía anunció que el crimen de Gómez Hurtado era declarado como delito de lesa humanidad, es decir, así sigan pasando los años, las autoridades judiciales no cesaran con la investigación hasta dar con los responsables de la muerte.

 

En la Fiscalía

En ese entonces, la hipótesis de la Fiscalía daba cuenta que Gómez Hurtado falleció por órdenes estrictas de los carteles del narcotráfico que, en esa época, eran visibles y tenían azotado no solo el orden público en el país, sino también las rentas económicas producto de ese delito.

Así las cosas, un fiscal de Derechos Humanos concluyó que el atentado del dirigente político fue uno de los asesinatos que se cometieron por el cartel de narcotráfico del Norte del Valle, uno de los grupos al margen de la ley que operaba en 1995.

 

Confesión ante la JEP

Los excombatientes de las Farc confesaron el crimen ante la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, a través de una misiva enviada a la entonces presidenta de la JEP, Patricia Linares, quien recibió con satisfacción la confesión. Esto, debido a que le da nuevas luces a la investigación, y en la que aseguró que no escatimarán esfuerzos en que se devele el motivo por el cual los exsubversivos tomaron la decisión de acabar con la vida de Álvaro Gómez Hurtado. 

De ahí que, a través de un auto emitido el pasado 13 de octubre, se citara a rendir versión a Julián Gallo y Rodrigo Londoño; no obstante, dicha diligencia permanece paralizada por un recurso que presentaron ante el tribunal de paz y hasta tanto no sea resuelto no se puede avanzar con la diligencia.

Otra salida en este caso vincula al excombatiente ‘Jesús Santrich’, ese mismo que está prófugo de la justicia.

 

DATO

La JEP tendrá la labor de esclarecer si lo que dicen los exguerrilleros tienen asidero, y de ser así que se impongan medidas sobre los responsables.

 
Colprensa Bogotá

Comentarios