No se puede ceder ante presiones política de quienes atacan a la JEP: Linares

Crédito: Colprensa - EL NUEVO DÍA.
La saliente presidenta de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), Patricia Linares, en el marco del balance de su gestión aseguró que la verdad, justicia, reparación y no repetición que se persiguen en el país no pueden ceder a las presiones mediáticas ni políticas de quienes se dedican a atacar el proceso de paz y, en especial, a esta jurisdicción.
PUBLICIDAD

“Todo ello exige un escenario democrático en el que las garantías consagradas en la Constitución y la ley, incluidas las ritualidades y los tiempos, no pueden ceder a los reclamos y presiones mediáticas y políticas que auspician aquellos que han encontrado equivocadamente en el ataque al proceso de paz, al sistema integral y concretamente a la JEP, el núcleo central de sus propuestas políticas para negarle el paso a un alternativa histórica que, prescindiendo de las armas, quiere hacer realidad la paz en Colombia”, señaló la magistrada.

Linares agregó que desde la JEP se exige a los comparecientes una verdad plena, detallada, exhaustiva, minuciosa y pródiga en detalles con el objetivo de que se pueda aliviar el dolor de las víctimas y que al mismo tiempo le brinde certeza a la sociedad, que ha vivido tanto tiempo en la impunidad.

En este sentido, la magistrada señaló que es imperativo que se cumpla de manera integral el acuerdo de paz, que se brinde las garantías que el Estado les debe dar a las víctimas y a los comparecientes, pero que también se avance en la implementación de los distintos puntos de lo pactado entre las Farc y el Estado colombiano para lograr la erradicación de las causas estructurales que dieron origen al conflicto.

Linares aseguró que durante 34 meses la JEP ha cumplido con responsabilidad y dedicación su tarea inicial que es hacer realidad la noción de justicia restaurativa, diseñada y construida por quienes, con la certeza de que era posible una paz negociada, respetuosa de los derechos de las víctimas, de la Constitución y de los compromisos internacionales, suscribieron el acuerdo de paz.

“Nuestra tarea en esta primera fase ha sido materializar, darle vía a una forma de justicia inédita en el mundo, tan esperanzadora como difícil y compleja. Nuestro principal propósito es la realización de los derechos de más de 10 millones de víctimas de una guerra cuyo fin se empieza a vislumbrar, pero que algunos se empecinan en no dejar terminar”, indicó la magistrada.

La saliente presidenta de la JEP añadió que el trabajo de la jurisdicción exige un trabajo sostenido y riguroso, ajeno a las presiones que se ejercen aplicando, “desafortunadamente, las lógicas propias de la guerra”.

Linares le dio la bienvenida a Eduardo Cifuentes, el nuevo presidente de la JEP.

Colprensa

Comentarios