Lanzan asociación para impulsar industria del cannabis medicinal en el país

Crédito: Colprensa - EL NUEVO DÍA
Colombia cuenta ahora con una nueva asociación destinada a impulsar la industria del cannabis medicinal y el acceso de los pacientes a medicamentos de calidad para tratar sus enfermedades con el cannabis.
PUBLICIDAD

Se trata de Procannacol, una asociación sin ánimo de lucro presidida por Juan Manuel Galán, exsenador y autor de la ley 1787 de 2016 que creó el marco legal para el uso médico y científico del cannabis en el país.

Según Galán, esta asociación tiene como objetivo principal recuperar el espíritu de la ley 1787 y promover la oportunidad y necesidad de los pacientes de acceder a productos de calidad, seguros y a precios regulados y equitativos de aquellas sustancias a base de cannabis que pueden ayudar a tratar sus enfermedades.

Procannacol también tiene como objetivo apoyar al gremio de los pequeños productores de cannabis que, según Galán, han sido víctimas de la guerra contra las drogas y de la presión de los grupos al margen de la ley. Con la asociación se busca asociar, cooperativizar e impulsar alianzas para que los pequeños y medianos productores de cannabis tengan un rol fundamental en la industria.

Además, la asociación, fundada de manera conjunta con médicos y científicos dedicados al estudio del cannabis medicinal, tiene como propósito estimular la investigación científica en torno al cannabis. Se pretende que sea la evidencia científica la que promueva el uso del cannabis como una herramienta útil en el campo de algunas patologías, y que no sea impulsada solo por la evidencia anecdótica.

Según Paola Cubillos, médica, socia fundadora de Procannacol y miembro de la Asociación Médica Colombiana del Cannabis Medicinal, la investigación en torno al cannabis debe identificar su potencial terapéutico, en qué enfermedades puede y debe usarse y sobre todo, investigar para que este puede suplir las necesidades de los pacientes.

Procannacol también trabajará para desarrollar y promover políticas públicas que garanticen el derecho de los pacientes a acceder a este tipo de tratamientos y tendrá como eje trabajar en lograr una transformación cultural respecto a los imaginarios asociados al cannabis.

“Tenemos que hacer un proceso de paz con las drogas. Buscar un mundo libre de drogas nos ha traído muchos problemas. Lo que hay que buscar es un mundo libre de abusos de las drogas y estudiar por qué los seres humanos tenemos relaciones problemáticas con las drogas”, afirmó Galán, quien destacó la importancia de lograr una formación basada en el consumo responsable e informado en torno al cannabis.

COLPRENSA

Comentarios