Laguna de Tota deberá contar con mayor protección

Crédito: Colprensa - EL NUEVO DÍA
El Juzgado Primero Civil de Sogamoso declaró al Lago de Tota como sujeto de derechos a la protección, conservación, mantenimiento y restauración a cargo del Estado, en cabeza del Ministerio de Ambiente.
PUBLICIDAD

La determinación se registró luego de que la Procuraduría interpuso una acción de tutela, porque consideró que se estaba vulnerando el derecho a la vida, la salud, ambiente sano y al agua de los habitantes de los municipios de Sogamoso, Aquitania, Tota, Cuitiva, Firavitoba, Iza y Nobsa.

El despacho, tras revisar lo expuesto en el documento del Ministerio Público, estimó que queda claro que en el Lago de Tota existe la presencia de Plomo y de otros metales pesados y manifiestamente adversos a la salud humana.

“Por ese solo hecho, se considera que existe un riesgo inminente que puede precaverse mediante el cumplimiento de las órdenes impartidas a lo largo de esta providencia, en procura de garantizar no solo los derechos fundamentales a la vida, salud y agua de los habitantes, sino también a favor de los derechos de protección, conservación y mantenimiento del propio lago”, señala la providencia.

Con dicho análisis, el juzgado ordenó al Ministerio de Ambiente que por intermedio del Ideam, realice el levantamiento y manejo de la información científica y técnica sobre el estado actual del ecosistema que involucra el Lago de Tota, por ser este parte del patrimonio ambiental del país. Para esta actuación la cartera tiene un plazo de seis meses.

Del mismo modo, exhortó a Corpoboyacá, que en su condición de máxima autoridad ambiental en el área de jurisdicción del Lago de Tota, determine cuál es la fuente generada de plomo que contamina el ecosistema, y que una vez se conozca eso, se imponga las medidas preventivas dando trámite a los procesos sancionatorios ambientales y corriendo traslado a la Fiscalía General para que se investigue los ilícitos en contra de los recursos naturales.

Del mismo modo, los alcaldes municipales de Sogamoso, Aquitania, Cuitiva, Firavitoba, Tota, Isa, y Nobsa tienen un mes, para que si aún no lo han hecho, presenten ante la Secretaría de Salud Departamental los resultados de las pruebas practicadas al agua, para verificar la presencia de patógenos y así poder continuar con la construcción del mapa de riesgos del lago.

Además de eso, el juzgado ordenó a los alcaldes de los municipios de Aquitania, Tota y Cuitiva que incluyan dentro del presupuesto anual de 2021, una partida destinada para iniciar o culminar según sea el caso, la construcción de una Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR). Así como también que adopten las medidas para gestionar, conseguir y cumplir las condiciones para su construcción y puesta en marcha, sin que ello supere el término de dos años.

COLPRENSA

Comentarios