Actividades que podrían generar más contagios

Crédito: Archivo / EL NUEVO DÍAExpertos recomiendan evitar espacios cerrados y aglomeraciones, como actividades de más alto riesgo de contagio.
En el mundo los casos de Covid-19 ya superan los 68 millones de contagios y los epidemiólogos piden no bajar la guardia con los protocolos de bioseguridad y sobre todo el uso del tapabocas.
PUBLICIDAD

Recientemente el diario The New York Times preguntó a 700 epidemiólogos de Estados Unidos cómo es su vida diaria y, qué precauciones toman para evitar el contagio, y de ellos el 44% aseguran que comer en el interior de un restaurante, es de las actividades con más riesgo de contagio; en segundo lugar, asistir a una boda o funeral y en tercer lugar, señalan que tampoco irían a un evento deportivo, obra de teatro o concierto.

En Colombia, donde los casos de contagios de acuerdo con el Ministerio de Salud ya superan los 1.400 mil, epidemiólogos consultados por este medio de comunicación hablan sobre lo que normalmente realizan en su vida diaria para evitar los contagios, y consideran que así ya se esté hablando de vacunas, no se debe bajar la guardia con el uso del tapabocas y los protocolos de bioseguridad.

1

 

Voces de expertos

- Diego Rosselli, investigador y docente de la Universidad Javeriana, recomienda “no realizar reuniones con personas ajenas al núcleo familiar; tapabocas todo el tiempo fuera de casa; en familia, comidas por separado para cada uno; reunión de navidad vía Zoom; distancia de dos metros con todo el mundo en la calle, centro comercial y aeropuerto. Y, corregir a cada desconocido que usa mal el tapabocas.

- Camilo Domínguez, profesor de la Universidad del Rosario, asegura que toma las recomendaciones generales en mi vida diaria, el uso del tapa bocas, el distanciamiento social y el lavado de manos. Incluso con la vacuna a corto y mediano plazo me veo siguiendo estas mismas recomendaciones; y, en un futuro cercano es importante la creación de tapabocas amigables con el medio ambiente, siento que la pandemia es una oportunidad para seguir educando a la comunidad para que cambien los hábitos de las personas ya que aparte de los adultos mayores las complicaciones del Covid-19 son más severas personas con enfermedades crónicas no transmisibles como la obesidad y la diabetes las cuales pueden ser prevenibles.

- Milcidiades Ibáñez, epidemiólogo de la Universidad del Rosario, es importante siempre usar un tapabocas N-95 o que tenga una alta protección y las indicaciones que en general se han dado de lavado de manos, bañarse después de estar un tiempo fuera de la casa, cambiarse de ropa, y lo más importante evitar sitios con aglomeraciones como centros comerciales, restaurantes que tengan sitios cerrados donde no entre el aire y no generar altas frecuencias en sitios como el transporte público, en este caso es de mucho riesgo.

- Carlos Trillos, epidemiólogo de la Universidad del Rosario, la vida diaria es trabajo remoto en casa, con mínimos desplazamientos fuera de ella, esto gracias a los planes preventivos y apoyo de la Universidad. Las salidas han sido mínimas, con precaución de conservar distanciamiento social, uso de mascarilla respiratoria, lavado de manos con agua y jabón luego alcohol o gel, evitando tocarse la cara. El mercado y productos que se necesitan en casa se piden a domicilio, los recibe una sola persona del hogar. Los artículos se ingresan a la casa previa aspersión con alcohol y se dejan en cuarentena varias horas o de un día para otro, según el tipo de producto, cubiertos con plástico en un lugar aislado. Los paquetes que llegan de la calle no se destapan inmediatamente; las reuniones se hacen a través de plataformas digitales de telecomunicaciones y contacto telefónico.

Asegura que las vacunas ofrecen un panorama prometedor, que siendo optimistas y si se logran las coberturas estimadas para lograr inmunidad de rebaño, regresaremos poco a poco a la normalidad.

- Álvaro Idrovo, epidemiólogo y docente de la Universidad Industria de Santander, UIS, Mi vida diaria transcurre en la casa con mi familia con los que vivo, saliendo muy exclusivamente a las cosas más básicas necesarias. He dejado completamente de hacer muchas actividades como ir a la facultad o ir a comer en un restaurante; he reducido el contacto con otras personas no como una forma de miedo sino de responsabilidad y de colaborar de alguna manera para evitar el contagio. En el caso de las vacunas creo que últimamente estamos en una carrera básicamente mucho más de mercadeo que de ciencia, la verdad no le apunto mucho a las vacunas y no pretendo ser el primero en vacunarme incluso esperar con tranquilidad siguiendo las mismas recomendaciones que ha habido todo este año.

- Jorge Martín Rodríguez Hernández, profesor investigador del Instituto de Salud Pública de la Universidad Javeriana, es indudable que los lugares de más alto riesgo son donde hay más aglomeraciones, donde hay reuniones tipo fiesta como una boda, una primera comunión o un bautismo y por supuesto aglomeraciones en cines e iglesias. Con la llegada de la vacuna no tendrían por qué cambiar los comportamientos hasta que la población esté muy altamente protegida e inmunizada. El hecho que se aplique una o dos dosis de vacuna no tenemos la certeza porque es un agente infeccioso nuevo y no se sabe si esto realmente va a proteger perennemente. Además, en un año en el país no vamos a tener el 30% de la población vacunada y eso implica que tenemos que seguir con procesos de distanciamiento y elementos de protección.

 

Cifra

2022 es el año en que la población no prioritaria de Colombia sería inmunizada contra el Covid-19.

NELLY VECINO PICO

Comentarios