Las nuevas habilidades que trajo la pandemia

Crédito: Suministrada - EL NUEVO DÍA
Con la llegada de las pandemia del Covid-19 no solo se comenzaron a escuchar nuevas palabras en el vocabulario como Webinar, reinventarse, empatía y resiliencia, entre otras, sino que también aparecieron nuevas habilidades necesarias para afrontar las necesidades de la economía, la educación y la parte comercial a raíz del confinamiento.
PUBLICIDAD

Otras alternativas a las que tuvieron que recurrir las empresas para no parar la productividad fue el teletrabajo y el trabajo en casa (que en este momento se estudia en el Congreso), así como recurrir a las diferentes herramientas que brinda la tecnología. 

Expertos consultados consideran que la pandemia trajo cosas positivas como por ejemplo dar un empujón a la era digital y   nos enseñó que lo que veníamos haciendo no era la única forma de hacer las cosas y que ante ciertas crisis debemos acoplarnos para seguir desarrollando las actividades del diario vivir. 

Sobre el particular, Luis Fernando Ramírez, investigador de la Universidad Sergio Arboleda, considera que con la pandemia se encontró que hay muchas más necesidades de lo que se conoce como habilidades blandas, es decir, que se necesita mucha más empatía, más capacidad de comunicación, de realizar trabajo en redes y, la posibilidad de disentir y aceptar opiniones distintas. 

De igual manera, Carlos Sáenz, investigador del Observatorio de Redes Sociales de la Universidad Sergio Arboleda, precisa que la palabra de modo fue “reinventarse”, pero un poco más allá de la reinvención es que tenemos que acoplarnos a las nuevas dinámicas sociales porque como sociedad estamos en constante tránsito entre unas y otras dinámicas. 

 

Virtualidad en la U.

Trasladado al tema educativo, explica Luis Fernando Ramírez, investigador de la Universidad Sergio Arboleda, lo que se ha notado es que hay muchos más en estudiantes que tratan de participar en las clases, ser más proactivos, mejorar el lenguaje, todo unido con la capacidad de manejar redes sociales.

Agrega que se notó que la falta de contacto con las personas de alguna manera se suple con estos temas de no socialización, pero de mantener más comunicación.

De acuerdo con Ramírez, para el segundo ciclo de 2020 la caída en la matrícula en esa institución fue de un 8%, al parecer porque hay mucha incertidumbre hacia el futuro, así como por el desempleo juvenil.

 

Trabajo en casa

Otra modalidad que trajo la pandemia del nuevo coronavirus fue el teletrabajo y el trabajo en casa. En el segundo caso, cursa en el Congreso un proyecto con el cual se busca otorgar derecho a la desconexión laboral, un auxilio de conectividad y dará garantías que responden a la nueva realidad de trabajadores.
 

Uso propositivo de las redes

Carlos Sáenz, investigador del Observatorio de Redes Sociales de la Universidad Sergio Arboleda, dijo que la pandemia marca sin duda alguna en un cambio de chip y nos permite hacer un uso positivo y propositivo de estas nuevas herramientas tecnológicas, entonces ya no solo se usan plataformas como skipe para hablar con familiares que están lejos sino que también se han tenido que implementar para  reuniones de trabajo, juntas y comités.

además, las redes sociales se están usando en otro sentido, es decir, ya no son espacios para interactuar con los amigos y publicar fotos sino que se han convertido en espacios para que las personas den apoyo a quienes abiertamente han manifestado sus sentimientos y depresiones por la cuarentenas. 

La pandemia ha mostrado un panorama que el país estaba retrasado en esa transición hacia la era digital, en la que se lleva muchos años, pero todas las costumbres y prácticas siguen siendo en la presencialidad y compartir documentos en físico.

 

Teníamos en el imaginario colectivo que todo lo relacionado con tecnología lo debían hacer los jóvenes porque ya las personas de más edad no habían aprendido

Carlos Sáenz,  investigador

NELLY VECINO PICO

Comentarios