Triple homicidio en Betania, Antioquia

Crédito: Colprensa - EL NUEVO DÍA
Una masacre ocurrió este fin de semana en el sector conocido como La Cuarenta, municipio de Betania (Antioquia), cuando un grupo de tres sujetos ingresó a una vivienda a cobrar una supuesta deuda. Este hecho presuntamente tiene relación con el Clan del Golfo.
PUBLICIDAD

Según informaron las autoridades, esto habría sucedido a las cuatro de la mañana, cuando tres sujetos irrumpieron en una vivienda, donde se encontraba Jonathan de Jesús Acevedo Londoño, en compañía de su madre María Guillermina Londoño y el esposo de ella conocido como Juan Gabriel Zapata Cano.

Al ingresar a la vivienda, preguntaron por la deuda que Acevedo presuntamente tenía en contra de estos sujetos y procedieron a ultimarlo junto con las personas que lo acompañaban.

De acuerdo con las autoridades, Acevedo Londoño es un reconocido integrante del Clan del Golfo, quien se venía desempeñando como coordinador de expendios y sicario. La inspección técnica de la escena fue realizada por miembros del Cuerpo Técnico de Investigación Judicial de la Fiscalía General de la Nación.

Recompensa por información sobre la masacre en Caquetá

La Policía Nacional, luego de un consejo extraordinario, ofreció 50 millones de pesos a quien entregue información por la muerte de tres personas en la vereda Mochilero, zona rural de Florencia, Caquetá.

El anuncio fue hecho por el General Jorge Luis Vargas, director de la Policía Nacional, en compañía de la alcaldesa encargada y el gobernador del departamento Arnulfo Gasca Trujillo.

Allí, se informó que estos hechos habrían ocurrido a las 1:50 de la madrugada en una gallera en el corregimiento Santo Domingo, vereda la Mochilero, zona rural de Florencia, Caquetá; donde presuntamente un grupo de personas habría ingresado disparando a este lugar en el que se realizaba una fiesta clandestina, asesinando a tres personas y dejando heridas a otras siete. Los fallecidos son Luis Rúa, Yulián Sánchez y Kevin Mayesoy.

Por esta razón anunciaron que se ofrece una recompensa de hasta 50 millones de pesos entre la gobernación del Caquetá y el municipio de Florencia. Además, se anunció la movilización de un grupo especial de la DIJIN, para esclarecer los móviles que perpetraron este hecho.

Por su parte, el gobernador de Caquetá, Arnulfo Gasca Trujillo, dijo que este hecho enluta al departamento y pidió la judicialización de los organizadores de la fiesta porque esta se estaba presentando en medio del toque de queda, porque presuntamente en estos lugares se estaban llevando actividades delictivas.

COLPRENSA

Comentarios