Ordenan a Natalia París retirar de inmediato publicidad de dióxido de cloro

Crédito: COLPRENSA
Luego de que se suscitará una gran polémica nacional por su recomendación de un producto no avalado para enfrentar el contagio del Covod-19, la modelo y disc jockey Natalia Paris Gaviria, le fue ordenado por la Superintendencia de Industria y Comercio, terminar de inmediato la promoción del producto dióxido de cloro y retirar los comentarios en los que invitaba a las personas a consumir este producto para prevenir el contagio de la pandemia.
PUBLICIDAD

La Superindustria igualmente le requirió para que entregue información del laboratorio que elabora el “dióxido de cloro” que promociona en sus redes sociales, como también para que diga si el producto recomendado cuenta con registro sanitario y remita copia del mismo.

En el comunicado se indica que así se dispuso “luego de conocer la información suministrada por la modelo y DJ Natalia París Gaviria, en sus redes sociales, recomendando el consumo de “dióxido de cloro” como medida para la prevención del contagio del COVID-19, y después de revisar la alerta sanitaria No. 081-2020, expedida por el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos – INVIMA, en la que advirtió sobre la inexistencia de ensayos clínicos en los que se haya evaluado o aprobado el uso del DIÓXIDO DE CLORO como posible tratamiento del COVID 19, e indicó que este producto no corresponde a un medicamento y que no existen registros sanitarios otorgados que avalen su comercialización en Colombia”.

La Superintendencia dice que además tuvo en cuenta pronunciamientos internacionales expedidos por la Administración de Alimentos y Drogas de los Estados Unidos de Norteamérica, en el sentido de que el consumo de dióxido de cloro, puede generar, en otras, insuficiencia respiratoria causada por una condición grave en donde la cantidad de oxígeno que se transporta a través del torrente sanguíneo se reduce considerablemente, cambios en la actividad eléctrica del corazón (prolongación del QT), lo que puede llevar a ritmos cardíacos anormales y posiblemente mortales y baja presión arterial mortal causada por deshidratación.

COLPRENSA

Comentarios