La Unión Europea, preocupada por la muerte de líderes sociales

Crédito: Colprensa / EL NUEVO DÍA
La Subcomisión de Derechos Humanos del Parlamento europeo reitero su compromiso con el acuerdo de paz, pero se mostró preocupada por el asesinato de defensores de derechos humanos y excombatientes de las FARC.
PUBLICIDAD

Jordi Solé Ferrando, miembro de esta subcomisión, dijo que a pesar de que han transcurrido cinco años desde la firma del proceso de paz, la violencia en vez de disminuir ha aumentado, y destacó los hechos ocurridos el año pasado que dejaron a más de 300 defensores de derechos humanos asesinados.

“Esta violencia tiene un impacto negativo sobre la consecución de la paz, nos preocupa mucho la muerte de los defensores de líderes de derechos humanos y ambientales y en ese sentido, creemos que las instituciones, el gobierno, todo el sistema de Colombia debe trabajar para evitar que persista esta escalada de violencia contra los defensores de derechos humanos”.

Esta preocupación se dio a conocer en medio de una reunión virtual entre esta comisión y los miembros de la justicia transicional en el país, es decir los presidentes de la JEP, Eduardo Cifuentes, la Comisión de la Verdad, Francisco de Roux, y la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas, Luz Marina Monzón.

Las entidades presentaron logros, resultados y proyecciones de cada una de sus dependencias y pidieron especial atención sobre la situación de violencia en el país y la urgencia de respetar el valor de la vida.

El padre de Roux dijo en su intervención que la justicia colombiana no resolvió el problema de la impunidad que alcanza una cifra de cerca del 98% en crímenes de lesa humanidad por eso es tan importante el trabajo de estos organismos.

Agregó que este trabajo ha sido vital para el país y la tarea continuará pero los riesgos son muy grandes “la situación del asesinato de lideres sociales, miembros de las extintas FARC y una especie de perdida de confianza en el proceso de paz por las realidades que hemos estado viviendo”.

Agregó que espera que la llegada de Biden al poder ayude a consolidar el proceso y que el único camino para consolidar la paz es mediante el trabajo conjunto de las instituciones para mostrar la verdad.

Por su parte Luz Marina Monzón dijo que se necesita de una intervención clara del gobierno porque “solamente de esa manera podrá avanzarse y superarse en las desigualdades y la discriminación y las constantes violaciones de derechos humanos”.

En la reunión también estuvieron presentes el consejero presidencial para la estabilización, Emilio Archila y el abogado del Colectivo `José Alvear Restrepo´, Sebastián Escobar.

COLPRENSA

Comentarios