“No soy ningún colado”: cirujano plástico acusado de saltarse plan de vacunación

Crédito: Vanguardia / El Nuevo Día
El médico cirujano Camilo Reyes, que se ha visto involucrado en la polémica de vacunación en Santander, habló en exclusiva con Vanguardia y aseguró que cumplió con los lineamientos del Ministerio de Salud y que fueron ellos quienes lo contactaron.
PUBLICIDAD

Camilo Orlando Reyes Carrascal, miembro de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica, especialista en cirugía plástica, reconstructiva, maxilofacial y de la mano, se convirtió en blanco de críticas luego de haber publicado en sus redes sociales que había recibido la vacuna contra el Covid-19 en la Clínica La Foscal, el pasado viernes 19 de febrero.

“Yo recibí los correos del ministerio, donde dice cómo hacer la aplicación. Hice todo el proceso y posteriormente ingresé a la página de la plataforma para saber en qué fase de priorización estaba yo”, dijo Reyes. En la página web mivacuna.sispro.gov.co, por ejemplo, el médico aparece priorizado en la fase 1.

“El jueves de la semana pasada salí del consultorio en horas de la tarde. Luego mi asistente me contacta para avisarme que el proceso de mi vacuna iba a ser el siguiente día, en las horas de la mañana. Ella lo hace luego de recibir una llamada del Ministerio de Salud”, señala Reyes Carrascal.

El viernes sobre las 7:00 de la mañana, el día en que se cumpliría la cita, el médico acudió al primer piso de la Clínica Foscal Internacional. “Llego a la clínica a aplicarme la vacuna con dos colegas más, una dermatóloga, un anestesiólogo y yo”.

Luego de 20 minutos en sala de espera, el personal de enfermería le comunica a la dermatóloga, con quien este medio intentó hablar sin obtener respuesta, que aún no es el momento de su vacuna. Sin embargo, los otros médicos continuaron con el proceso.

“Nos indicaron por donde seguir. Nos tomaron unos datos para el proceso de ingreso y nos aplicaron la vacuna”, dijo el médico. Dos horas después de publicada la foto, Reyes decide eliminar su publicación en redes sociales por la situación que se desató a raíz de esta.

Según comentó durante la exclusiva con Vanguardia, lo único que buscaba con la publicación era “incentivar a la gente a que se vacune, para ver si salimos de este flagelo. Entonces los invitó a que reflexiones y salgamos adelante”.

“Yo hice lo correcto. Me parece injusto lo que está pasando en este momento conmigo. Yo seguí el proceso que indica la plataforma. Ellos me llamaron, yo no los llamé a ellos, ellos se contactaron conmigo para que me aplicara la vacuna y yo asistí a la cita. Ellos tomaron mi documento, corroboraron la información”, comentó.

Frente a la polémica que desató, el médico manifestó que “hay otros especialistas que están en cuidado intensivo, que están en contacto directo todo el tiempo con el COVID, pero yo también expongo mi vida”.

 

¿Qué dice la Foscal?

Mediante un comunicado, la clínica Foscal aseguró que ha cumplido con todas las normas dispuestas por el Ministerio de Salud para que la población priorizada acceda a la vacuna contra el Covid-19.

La clínica en el comunicado explicó que “no ha encubierto a ninguna persona para que pueda saltarse la priorización fijada por el Gobierno Nacional”.

Además, aseguraron que serán las autoridades competentes quienes decidan si existió algún tipo de engaño para desconocer la priorización en la vacunación al personal de primera línea.

Por su parte, el secretario de Salud de Santander, Javier Villamizar, explicó que el especialista no se encuentra en el listado del primer lote de vacunas que llegó a la Foscal.

“El especialista informa que fue llamado y agendado por el Ministerio de Salud, pero el ministerio no tiene esa función de agendar cita. Esa es una responsabilidad directa de la IPS. Estamos averiguando este caso. Vamos a analizar el hecho, que será llevado al comité de ética médica para revisar qué sanción, si disciplinaria o administrativa, puede acarrear este especialista”, dijo Villamizar.

Frente a ello, el cirujano Camilo Reyes asegura tener el registro de las llamadas y los correos electrónicos que comprobarían el proceso que adelantó con el Ministerio de Salud. No obstante, sostiene que ninguna entidad se ha comunicado con él para iniciar ningún proceso de investigación.

Colprensa

Comentarios