Enfermera en Córdoba trasladada a UCI tras aplicarse vacuna de Sinovac

Crédito: Colprensa
Córdoba reporta un segundo caso de una enfermera que tuvo que ser recluida en la Unidad de Cuidados Intensivos de la Clínica Montería, tras convulsionar luego de ser vacunada contra el COVID-19 con el biológico chino Sinovac.
PUBLICIDAD

La denuncia la hizo su esposo, David Pacheco, militar, quien se encuentra en el Chocó, aduciendo que está solicitando el reporte médico, vía telefónica, pero que no le han señalado con exactitud qué fue lo que realmente ocurrió. Solo se sabe que convulsionó y por ello permanece internada en el centro asistencial.

Por su parte, Gladys Jaramillo, madre de la enfermera, dijo que la situación de su hija es crítica porque ni siquiera la reconoce. “Yo viajé desde Tierradentro, Montelíbano, cuando me avisaron que ella se había puesto mal y ahora resulta que no sabe quién soy yo”, indicó.

Sostuvo además que su hija estaba muy bien y que el martes, minutos antes de que le aplicaran la vacuna, habían hablado por teléfono y le había manifestado que en pocos minutos la iban a inmunizar. Después de eso, se comunicaron nuevamente y le dijo que se sentía muy mareada.

Contó además que ese día, el martes 2 de marzo, permaneció recluida en la clínica hasta las 10:00 de la noche y que luego de ese tiempo fue dada de alta. Sin embargo, al llegar a su casa empezó a convulsionar y tuvo que ser llevada de nuevo al centro asistencial en ambulancia.

Hizo una narración pormenorizada de lo que había ocurrido después, señalando que el miércoles la llamaron de la clínica para pedirle que autorizara la entrada de su hija a la Unidad de Cuidados Intensivos. “Yo venía viajando ya y les dije que hicieran lo que tuvieran que hacer para que la niña estuviera bien”

“Ella está hablando incoherencias, no sabe quién soy yo, me dice que ella no tiene hijos y resulta que tiene tres. Es una situación que me tiene realmente preocupada”, indicó la madre de la joven enfermera que trabaja en primera línea de atención de pacientes con COVID.

Hasta el momento, las autoridades de salud de Córdoba no se han pronunciado con relación a este nuevo caso y siguen adelantando los estudios relacionados con un posible efecto adverso de la auxiliar de enfermería de Sahagún, Yeidis Pérez Martínez, de 33 años, quien ha tenido 11 convulsiones y un desmayo, minutos después de haber sido vacunada con Sinovac.

Un equipo interdisciplinario del Ministerio de Salud y de la Secretaría de Salud de Córdoba está haciendo seguimiento al caso, con el fin de establecer las causas que habrían originado esa reacción en la auxiliar que labora en el hospital San Juan de Sahagún, pero hasta el momento no hay una versión que compruebe que fue afectada por la vacuna, pese a que sus familiares indicaron que ella no tenía ninguna enfermedad y que se desmayó una vez que le aplicaron la inyección.

Colprensa

Comentarios