Patrimonio de Ambalema necesita más que ‘pañitos de agua tibia’

Crédito: Fotos Jorge Cuéllar - EL NUEVO DÍA La Casa Inglesa es un bien que está bajo la responsabilidad del Departamento. Se estima que se necesitan $16 mil millones para su intervención.
Una millonaria restauración que genera serias dudas, inmuebles que están a cargo del Departamento a punto de colapsar, casas privadas que están en alto grado de deterioro, son parte de la realidad patrimonial de la ‘Ciudad de las una y mil columnas’.
PUBLICIDAD

Luego de varios años de espera, en 2016 se contrató la restauración de la Casa de la Cultura en Ambalema con una inversión de mil 084 millones de pesos. Este es un inmueble que hace parte de la memoria del norte del Tolima y de un municipio que entre los siglos XVIII y XIX, floreció económicamente gracias a la producción de tabaco.

Sin embargo, la alegría de los ciudadanos y de aquellos dolientes de los espacios patrimoniales fue corta, pues pasados cuatro años, se tuvo que buscar nuevamente al contratista para que solucionara los daños que aparecieron tras la restauración.

DAÑOS AMBALEMA

Entre los daños que se pueden notar a simple vista, está la caída de partes de la pared tanto en el interior como en la fachada, grietas en las columnas que se instalaron en la intervención, columnas de amarre que empiezan a ceder, caída de parte de los barandales, entre otros inconvenientes, que dejan serias dudas sobre la calidad del trabajo.

Ricardo Borrero, presidente de la Fundación Amigos de Ambalema Viva, indicó que desafortunadamente con el paso de los años, las estructuras emblemáticas de la ‘Ciudad de las una y mil columnas’ siguen en detrimento, sin que las administraciones locales le “pongan juicio para ver cómo nos levantamos la plata, para mí ha sido falta de gestión de la clase dirigente de este pueblo, por eso se está cayendo todo”.

Sobre la Casa de la Cultura, que está ubicada sobre la carrera 5 A del casco urbano, Borrero recordó que la estructura duró cerca de un año con el techo colapsado, daño que habría surgido de una gotera que no se le prestó atención a tiempo. En la época de los hechos, funcionaba la biblioteca, un salón de música y una oficina del sindicato de empleados de la Alcaldía.

AMBALEMA 3

 

Para expertos se hizo un trabajo ‘lleno de errores’

 

Eduardo Peñaloza Kairuz, integrante de la Fundación Ambaviva, docente de Arquitectura de la Universidad de Ibagué y miembro de la Junta de Patrimonio, definió lo que está sucediendo con la Casa de la Cultura como “desgarrador”, pues es un bien que actualmente se destina a generar espacios de esparcimiento y de aprovechamiento del tiempo libre de niños, adolescentes y jóvenes.

Como arquitecto opinó que desde el punto de vista técnico “tiene todos los errores, desde la cubierta, los elementos de soporte como columnas y muros. He visto desde que lo inauguraron el deterioro, me parece falta un control, unas acciones no puntuales sino integrales, creo que las reparaciones que se han hecho no son coherentes con la problemática y van a volver a aparecer”.

Asimismo, dio a entender que en este caso los ‘paños de agua tibia’ no funcionaron y todavía urge una intervención integral para que la población logre disfrutar del bien como se merece.

Uno de los cuestionamientos, no solo de los conocedores del tema, sino también de los visitantes son las reparaciones en las paredes, “hay algunas intervenciones sobre el bahareque que desde mi juicio están mal aplicadas, se nota que hay unas fibras plásticas a diferencia de unas fibras naturales, que logran amalgamar más la tierra y el barro, también, se ven unas maderas que no cumplían en el estado necesario para un sistema de muros”.

Peñaloza Kairuz mencionó que sería interesante revisar la interventoría, para conocer si en su momento hizo algún tipo de correcciones.

 

“Errores garrafales”

 

EL NUEVO DÍA también consultó al arquitecto restaurador Mario Cifuentes, quien se pregunta qué pasó con este inmueble, “veo muchos problemas, errores garrafales en lo cual me pone a cuestionar mí mismo gremio de los restauradores. Errores en los detalles constructivos, en las técnicas constructivas, en las carpinterías, en la misma disposición de las tejas, las cubiertas y sus estructuras”.

ERRORES GARRAFALES

Coincidió en que no es comprensible qué sucedió con los enlucidos o recubrimientos en los muros de barro, “la carpintería me tiene aterrado, me tiene asombrado las columnatas al interior de la Casa, que es la que marca la estantillería, porque está presentando esas fendas horizontales completamente dilatadas, observo que no hay reforzamiento estructural adecuado, sino que están recargando la estructura sobre la estructura muraria de barro que es tan frágil y delicada”.

Otra de las situaciones que llama la atención es que las instalaciones eléctricas no estarían protegidas adecuadamente, por lo que queda un riesgo ante un cortocircuito. “Quedo muy preocupado, porque entonces qué estamos haciendo nosotros por el patrimonio, por las intervenciones sobre bienes arquitectónicos culturales e históricos que tienen una trascendencia importantísima de valor, vale la pena verificar qué fue lo que sucedió”, comentó. 

 

La lista del deterioro

Tristemente, son varias las casas colapsadas y en riesgo de caer. Según un reporte de Ambaviva hay identificadas 9 viviendas de propiedad privada y cinco de interés público. Entre estas últimas está la Casa Inglesa, la Factoría hasta donde hace algún tiempo funcionó la I.E. Nicanor Velásquez Ortiz, sede María Auxiliadora; la Estación del Ferrocarril, la Casa de los Ferrocarriles y la antigua iglesia Santa Lucía.

Para el restaurador Mario Cifuentes, este es un problema identitario, de sentido de pertenencia que tienen los ambalemunos con sus bienes culturales, “hay como una indiferencia, siempre digo que el peor enemigo del patrimonio es la ignorancia y si se desconoce todos estos elementos de valor, la gente no va a tener en cuenta ningún proceso a seguir y van a dejar que las casas se caigan por sí solas”.

Mientras que José Alexander Ramírez Vivas, secretario del Centro de Historia de Ambalema, opinó que en el caso de la Casa de la Cultura cuando se iniciaron los trabajos vio que no era el personal idóneo, tampoco notó planeación, “vi que el proceso de la restauración era acelerado, pero no vi un restauración profesional”.

Agregó que en la actualidad, el patrimonio de Ambalema está en el “suelo”, en el caso de los inmuebles privados, los propietarios al parecer esperan apoyo económico de la Administración municipal o el Ministerio de Cultura. “Son inmuebles que marcan el Centro de Historia de Ambalema, la Casa Inglesa que yace en ruinas y la Factoría si se descuida se convertirá en una segunda Casa Inglesa”.

Recordó que ya son 41 años desde que se hizo la declaratoria de Ambalema como Monumento Histórico, pero hasta el momento no pasa nada significativo. 

Tras oficiar varias peticiones y requerir ayuda para el arreglo de este lugar emblemático, en la administración del exgobernador Luis Carlos Delgado Peñón se logró el apoyo económico. Por ello, en 2016 la Alcaldía de Ambalema en cabeza de Juan Carlos Chavarro, licitó un contrato cuyo objeto era la “construcción de obras para la adecuación de los espacios en la Casa de la Cultura ubicada en la carrera 5 A # 7ª – 95”, para tal fin se destinaron más de mil millones de pesos.

 

1.084 millones de pesos fue la inversión para la restauración de la Casa de la Cultura. 

En la Casa de la Cultura actualmente se ofrece servicio de biblioteca, ludoteca, danzas y música. 

La convocatoria tuvo como único oferente al Consorcio Casa de la Cultura Ambalema 2016, del cual su representante legal era el arquitecto Germán Ernesto Ayarza Bermúdez, según la información del portal de contratación Secop I. Igualmente, se indica que la supervisión estuvo a cargo de la Secretaría de Planeación e Infraestructura de Ambalema.

Entre el trabajo contratado se incluyó mejoramiento de pisos, retiro de pañetes dañados de la fachada, el retiro y clasificación de tejas de barro de la cubierta, el desmonte de la estructura de la cubierta, la instalación de teja de barro en cubierta nueva, mampostería, asimismo, se instaló un ascensor para personas en situación de discapacidad, entre otras intervenciones.

“Se restauró la casa, se hizo esto (pero) por lo que dicen los sabios y lo que se ve, es una cosa absurda como la están restaurando, (deberían ser) unos arreglos que deberían dar ejemplo de restauración”. Borrero además señaló que otro de los aspectos a corregir, es evitar que la lluvia llegue hasta los salones y el deterioro de los pisos que son de madera.

 

“Es distante la presencia del Gobierno nacional”

 

El mandatario Justiniano Chacón Orjuela, explicó que en 2020 encontró la Casa de la Cultura con varias deficiencias, por lo que empezó a buscar al Consorcio Casa de la Cultura Ambalema 2016, “fue un poco difícil la comunicación con ellos, el jueves 4 de marzo hicimos una reunión con el arquitecto restaurador Germán Ayarza y logramos ponernos de acuerdo para que se hiciera la recuperación de las deficiencias que la obra estaba mostrando”.

El Alcalde comentó que aún se estaba dentro de los cinco de años de garantías de la intervención, “hoy podemos decir que desde el lunes 9 de marzo se inició la recuperación de la Casa, pero igual presentamos la reclamación a la aseguradora con las pólizas que se dieron de garantía, para protegernos como Municipio y tener un respaldo. Estaremos atentos y haciendo seguimiento”.

Mencionó que es importante la recuperación de dicho espacio porque allí se reúnen constantemente niños. En la actualidad se cuenta con un salón de piano, música tradicional, biblioteca y salón de danzas, igualmente, se está apoyando a los niños con la educación virtual.

Chacón Orjuela dijo que es complejo mantener dichos espacios, pues por cultura Ambalema tan solo recibe $40 millones anuales, recurso con el que se cubre la contratación de los instructores.

En cuanto al mal estado arquitectónico, “la preocupación es grande como Alcalde, porque hoy sentimos esa ausencia del Gobierno nacional frente el apoyo de la parte colonial e histórica. Somos un municipio que fue fundado hace 393 años, tiene una historia importante no solo para el departamento sino para el país y hoy podemos decir que el Centro Histórico está deteriorado. Hay que ser honestos y concretos, en que es distante la presencia del Gobierno nacional”.

Comentó que invitará al Ministro de Cultura y al Viceministro de Industria, Comercio y Turismo para mostrar el potencial turístico, agrícola y piscícola que tienen. “Estamos vendiendo un municipio que en su parte colonial e histórica está totalmente deteriorado, los recursos que se necesitan son muy grandes. Un ejemplo es la Casa Inglesa, sería un promedio de $16 mil millones, lleva muchos años deteriorándose pero no hemos tenido eco con el Gobierno nacional”.

 “Hoy pedimos auxilio al Gobierno nacional, en cabeza del Ministerio de Cultura, sería muy importante que visualizaran a Ambalema, que también existe y que está en Colombia, para ver cómo recuperamos esta parte histórica que está en un abandono total y con los recursos del Municipio no podemos”.

IGLESIA AMBALEMA

En 2018 se cayó la cúpula de la antigua iglesia Santa Lucía. Ahora la Alcaldía está trabajando para  lograr que este predio, que es propiedad de la curia, pase al Municipio para invertir recursos. 

 

 

Redacción Tolima

Comentarios