“Tratos inhumanos a secuestrados”: Farc

Crédito: VANGUARDIA / EL NUEVO DÍALa Sala avanza en otros autos de Determinación de Hechos y Conductas del caso 01 donde se atribuirá la responsabilidad de los mandos medios.
La JEP hizo pública la reseña de tres testimonios, presentados por tres mandos medios de las antiguas Farc.
PUBLICIDAD

Jhoverman Sánchez, Alfonso López Méndez y Marcos Alvis Patiño, tres excombatientes de la antigua guerrilla de las Farc, reconocieron esta semana que mientras estuvieron en ese grupo armado trataron de forma inhumana y cruel a las personas que secuestraron.

La Sala de Reconocimiento de Verdad, de la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP,  escuchó los pasados 4, 8 y 11 de marzo a cada uno de estos reconocidos mandos medios de las extintas Farc. En las zonas en las que operaban, los tres eran conocidos por el maltrato que le daban a civiles, policías y militares que tenían en cautiverio.

Las versiones de estos tres excombatientes fueron escuchados por la JEP en atención a las 1.028 demandas de verdad interpuestas por las víctimas, del total de 2.476 acreditadas en casos de secuestro. Durante cada una de las comparecencias hubo presencia de los abogados defensores y de la Procuraduría, quienes estuvieron pendientes de las respuestas a las preguntas formuladas por las víctimas.

Marcos Alvis Patiño, también conocido como ‘Patequeso’, fue escuchado por la Sala el pasado 4 de marzo. Su versión duró más de siete horas. En ella se refirió a las personas a las que secuestraba, diciendo que cuando tenían diarrea y habían cerrado las puertas del lugar en el que las tenían secuestradas, no las dejaban hacer sus necesidades en el lugar correspondiente, sino que debían hacerlas en bolsas, e incluso “en los recipientes donde comían”.

También dijo que los amarraban con nylon dentro de alambradas. Alvis Patiño tuvo durante muchos años a policías secuestrados durante la toma de Mitú, en 1999. A ellos y a las demás víctimas les pidió perdón.

 

El secuestro del general Mendieta

Alvis Patiño describió detalladamente cómo maltrataron a los secuestrados. La magistrada de la JEP Julieta Lemaitre le hizo llegar a Alvis Patiño un mensaje del conocido general retirado de la Policía Luis Herlindo Mendieta, quien estuvo en cautiverio entre 1998 y 2010.

“Él (Mendieta) quiere que se reconozca que ellos estaban cerca de los marranos, les llegaba el olor constante, y que no tenían agua suficiente y los marranos sí. Tenían sed, se sentían humillados”, dijo la magistrada según el informe de la JEP.

El compareciente admitió que eso es verdad, y pasó a describir con un mapa cómo dividían el campo en el que estaban los secuestrados y los marranos. Según Alvis Patiño, la distribución de los campos la daban los comandantes de las exFarc.

Concluyó diciendo que “el secuestro era inhumano, denigrante y de las peores cosas que ha dejado el conflicto”, y aseguró estar arrepentido y comprometido con ayudar a esclarecer qué pasó con las víctimas.

 

Alfonso López Méndez y Jhoverman Sánchez

Por su parte, Alfonso López Méndez o ‘Efrén Arboleda’, comandó el frente 27 de las exFarc, y fue escuchado por la JEP el pasado lunes 8 de marzo. Dijo que en los municipios del Meta en los que operó llegó a tener 500 guerrilleros y 400 milicianos que hicieron presencia en extensas regiones, y que su forma de financiarse era mediante el cobro de la pasta base de coca y ‘multas’ a campesinos del sector.

En la diligencia estuvieron presentes campesinos víctimas de los tratos inhumanos de López Méndez, quienes le pidieron que reconociera sus torturas, extorsiones y una explicación de por qué les decía que ellos colaboraban con los paramilitares.

El excomandante reconoció los hechos, pidió perdón por ellos y según la JEP, aportó nueva información de cómo operaba el frente 27 en la región.

El último de los tres mandos medios en comparecer fue Jhoverman Sánchez. Lo hizo el pasado jueves. Este excomandante operaba en los departamentos de Antioquia, Córdoba y Chocó. A su diligencia, 34 víctimas le enviaron peticiones de reconocimiento de verdad, las cuales Sánchez reconoció como partícipe de los delitos, y dijo pedir perdón por ellos.

Sánchez delinquió en municipios como Riosucio, Murindó, Vigía del Fuerte, Bojayá, Carmen de Atrato y Juradó.

También reconoció haber secuestrado a más de 137 militares y policías entre 1998 y 2005, y ante la pregunta de una víctima, dijo que había mandos superiores como Iván Márquez que estaban por encima de él y se encargaban de cosas de las que él no.

Además de Marcos Alvis Patiño, Alfonso López Méndez y Jhoverman Sánchez, a la fecha han rendido versión Bernardo Mosquera Machado, Héctor Julio Villarraga, Wilmar Antonio Marín Cano y Reinel Guzmán. Hasta el 9 de abril, la Sala de Reconocimiento de Verdad escuchará las versiones de tres comparecientes más: Sandra Patricia Velásquez, Fancy María Orrego y Pedro Trujillo Hernández.

 

DATO:

En el 2021 la Sala seguirá llamando a versión a mandos medios para responder solicitudes de verdad en hechos concretos, especialmente en lo que concierne a la búsqueda de los desaparecidos.

 

COLPRENSA

Comentarios