Joven murió ahogado en un río en medio del paro nacional tras presunto abuso policial

Crédito: El Espectador.
Los hechos que envuelven la muerte de Brahian Rojas tienen en completa confusión a su familia, quienes no se explican como el joven falleció cuando ni siquiera había salido a manifestarse.
PUBLICIDAD

Según el relato entregado al diario El Espectador, Braihan Rojas, de 26 años, era un hombre que solo se preocupaba por cumplir su trabajo diario como ebanista, y no estaba enterado de las marchas del paro nacional, que en ese desafortunado 28 de abril fueron a parar al sitio donde solía reunirse a 'recochar' con sus amigos: el río Cauca en La Virginia, Risaralda.

Una vez envueltos él y sus acompañantes en el paro, iniciaron los ataques por parte de la fuerza pública como contaron testigos, y el joven fue golpeado. “A mi hermano mayor lo golpearon, le rompieron la parte del pómulo. La espalda la tiene llena de morados, de golpes. Pero él se alcanzó a soltar y salió corriendo por la parte de la avenida. Cuando Brahian intentó correr, lo cogieron y lo llevaron hasta la orilla del río. Ahí le golpearon”, contó a este diario Thalía Rojas, hermana de Brahian.

En un afán por escapar del ataque, el joven se internó en las aguas del rio, y nunca volvió a salir. “Estando él en el río, él intentó acercarse a la orilla, pero no logró agarrarse. Los policías le apuntaron con una linterna, pero ahí se hundió y no volvieron a saber de él”, confirmó su hermana.

La principal crítica de los familiares, es que Brahian no fue auxiliado propiamente en ese instante. “¿Uno que espera de la Policía? que por lo menos lo saquen de ese río, pero eso no pasó. Lo dejaron ahí en el Cauca y luego nadie lo buscó. Ni siquiera reportaron el hecho”, cuestionó Thalía.

El cuerpo del joven fue encontrado hasta el pasado 4 de mayo, a la entrada de la represa de Hidroituango, luego de mucho esfuerzo por parte de la familia y el cuerpo de bomberos. “¿Qué importa si mi hermano estaba marchando o no? En el marco de esas manifestaciones murió. Él saltó al tío por miedo, porque le estaban dando duro entre varios policías. Y lo peor es que no estaba metido en eso. No le interesaba nada de eso. No conocía bien de política ni de leyes. Ni siquiera veía noticieros, no sabía las razones de las marchas”, finalizó la hermana.

La familia exige justicia y respuestas.

Redacción web.

Comentarios