El calvario que vive niña de 13 años, madre de gemelos: de jugar con muñecas a cambiar pañales

Crédito: Captura del video / El Nuevo Día.
Vive un tortuoso día a día cuidando a los niños, que nacieron prematuros y están delicados.
PUBLICIDAD

De niña a mamá, el programa Los Informantes mostró a Colombia la dura historia de Michell, una pequeña que con 13 años ya es madre de gemelos, caso que es solo la punta del iceberg en la problemática actual del embarazo adolescente.

La menor llegó a Cúcuta desde Venezuela y, tras conocer a un niño de 15 años, quedó en embarazo. Como si no fuera poco, el ICBF se dio cuenta del caso y revelaron que vivían en pobreza extrema y con el poco dinero que recogen de coser ropa.

Michell tuvo a sus niños que nacieron a las 27 semanas de gestación, prematuros y en delicado estado. Tuvo que dejar las muñecas para empezar a ser una mamá canguro.

“Yo pienso que ya no voy a cumplir mi sueño porque yo tengo muchos sueños. Quiero aprender a cortar pelo, a arreglar uñas, a hacer peinados, pero ahorita con el embarazo ya no lo voy a poder hacer”, expresó en la entrevista cuando aún estaba en cinta.

Entre lágrimas, reveló que espera poder volver a estudiar, pues ahora su día a día está dedicado enteramente no a uno, sino a dos bebés, siendo una madre primeriza, sin la capacidad mental ni física para un reto de ese calibre, como aseguraron funcionarios del ICBF.

Se levanta temprano y, en compañía de su mamá, se va hasta dos clínicas diferentes a visitar a sus niños. Uno está en incubadora y el otro, en cuidados intensivos.

“No me lo esperaba. Ahora salir adelante porque yo no iba a abortar a los bebés, ni nada de eso. Criarlos y que sean buenas personas de grandes”, es lo que opina la menor.

Redacción web.

Comentarios