Caída de ‘Otoniel’: ¿comparable con Escobar?

Crédito: Colprensa / EL NUEVO DÍA Alias
Contenido Exclusivo
Otoniel tomó el mando del Clan luego de que la Policía diera muerte a su hermano Juan de Dios en 2012.
PUBLICIDAD

El narcotraficante más buscado del mundo, Dairo Antonio Úsuga David, alias ‘Otoniel’ permanece custodiado por las autoridades tras su captura el pasado sábado en el Urabá antioqueño. Según las autoridades, en su expediente criminal aparece como responsable de dirigir los vínculos y alianzas del ‘Clan del Golfo’, con organizaciones transnacionales para el envío de grandes cantidades de estupefacientes al exterior.

Narcotráfico, extorsión, homicidios selectivos contra líderes sociales, desplazamiento forzado, corrupción y acciones armadas contra la población y la Fuerza Pública son los delitos por los cuales tiene seis sentencias condenatorias, 26 órdenes de capturas vigentes, siete medidas de aseguramiento, dos circulares rojas y una azul de Interpol y dos solicitudes de extradición de Estados Unidos.

Tras su detención, el presidente Iván Duque, comparó este golpe con la muerte de Pablo Escobar, y aseguró que este era el hecho de mayor relevancia del siglo en contra del narcotráfico.

No obstante, según analistas, si bien la captura de este capo es importante para el país, hay que guardar las proporciones frente a lo que significó la muerte del jefe del Cartel de Medellín.

“Creo que no es comparable por varios motivos. Para empezar la estructura que lideraba Escobar en términos organizacionales es completamente distinta al liderazgo que tenía ‘Otoniel’ sobre las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, AGC. Es decir, el cartel de Medellín era una estructura súper jerárquica, tenía roles de condicionamiento bastantes definidos y quien dirigía todo era Escobar, mientras que, en este caso, la esencia de las AGC se ha expandido a través de las llamadas franquicias”, explica Ángela Olaya, cofundadora e investigadora de la Fundación CORE.

Olaya asegura que actualmente el ‘Clan’ tiene hombres a lo largo del país y que en el camino del desarrollo de la operación ‘Agamenón’ se dio tiempo para una reestructuración en la organización en el estado mayor de las AGC.

“En zonas como el Chocó y Urabá están completamente minadas por las AGC… Hemos visto que se están expandiendo y lo que tendremos ahora es nuevos comandantes que estarán a cargo de cada uno de los frentes. No necesariamente serán o tienen que ser los más visibles, porque en el bajo mundo criminal se ha aprendido que entre menos visibles mejor”, dice Olaya.

Por su parte, Claudia Carrasquilla, exdirectora de crimen organizado de la Fiscalía y conocida como la ‘Dama de Acero’ que combatió a ‘Otoniel’ durante muchos años de su vida, también está en desacuerdo con la comparación de la detención de ‘Otoniel’ con Pablo Escobar, pues dice que son escenarios totalmente diferentes. No obstante, reconoce la importancia de la detención.

En cuanto a los hechos puntuales que ha realizado destacó los planes pistola que ordenaba Úsuga contra la fuerza pública y asegura que el valor que pagaba esta organización ilegal por el asesinato de un Policía podría oscilar desde los 3 millones hasta los cinco millones de pesos.

Carrasquilla asegura que la generalidad de Úsuga era aliarse con carteles mexicanos y europeos, “además cobraba un sueldo a los narcotraficantes que requerían enviar la droga por el Urabá y por el Caribe. 

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! Lo invitamos a seguir leyendo aquí

 https://digital.enuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico.

Colprensa, Bogotá 

Comentarios