ss

Venezuela rechaza las “insolentes” afirmaciones del canciller de Guyana

AGENCIAS - EL NUEVO DÍA
El Gobierno venezolano se mostró indignado a raíz de las declaraciones de su vecino país Guyana sobre la disputa por el Esequibo.

RESUMEN AGENCIAS

El Gobierno de Venezuela rechazó ayer “categóricamente” por “insolentes” las declaraciones del canciller de Guyana, Carl Greenidge, en las que afirmó que Venezuela “reivindica como suya cualquier cosa que ve”.

Venezuela “rechaza categóricamente las insolentes declaraciones de prensa del Canciller de la República Cooperativa de Guyana, quien de forma airada ha afirmado que ‘Venezuela busca reivindicar como suya cualquier cosa que ve’”, señala un comunicado publicado en la página web de la Cancillería.

“Nada más lejano a la realidad histórica y jurídica de nuestro país, cuyo territorio y soberanía es producto de luchas aguerridas lideradas por nuestro gran Libertador Simón Bolívar, muy al contrario de la independencia obtenida por vía de gracia del vecino país”, añade el texto haciendo referencia a la independencia de Guyana del Reino Unido, en 1966.

Según Venezuela, el Reino Unido “nunca tuvo titularidad ni derechos legítimos del territorio que entregó a quien nunca le perteneció”.

Venezuela “hace un llamado al nuevo Gobierno de Guyana para que se encauce hacia la legalidad internacional y dirima esta controversia territorial mediante el instrumento jurídico válido y vigente”, señala el escrito.

La comunicación del Gobierno venezolano responde a unas declaraciones hechas por Greenidge tras la publicación de un decreto en el que se establece los límites de Guyana en los ríos Esequibo, Demerara y Berbice, en el Esequibo, territorio que es objeto de un diferendo entre los dos países.

El Canciller guyanés entregó esas declaraciones el martes, día en que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, se había reunido con el secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, para hablar sobre el conflicto por la zona del Esequibo.

CONTRA EXCONCEJAL

El exconcejal colombiano Julio Vélez, acusado por el presidente venezolano Nicolás Maduro de ser uno de los responsables del diputado Robert Serra y sería imputado por los cargos de ocultamiento de armas de guerra y falsa identidad.

El colombiano que está preso en Caracas desde hace dos meses, tendrá hoy una audiencia judicial en los estrados venezolanos para continuar con su proceso.

Mientras tanto, el proceso que cursa en Colombia al exconcejal, por la muerte de la esposa María Claudia Castaño Avendaño, se reanudaría a finales del siguiente mes y la familia del colombiano espera que Vélez sea extraditado.

EL NUEVO DÍA

Comentarios