Lula no cumplió la orden dada por Justicia brasileña

VANGUARDIA LIBERAL - EL NUEVO DÍA
El auto de prisión dictado por el juez Moro venció ayer para que Lula empezara a cumplir una condena de 12 años de cárcel por corrupción.

La presidenta del Partido de los Trabajadores (PT), Gleisi Hoffmann, dijo ayer que el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva no incumplió ninguna orden judicial al dejar pasar el plazo que le dio la justicia para entregarse y que prefirió permanecer en lugar público conocido por las autoridades.

“No hay por parte de Lula ningún incumplimiento de una orden judicial. A él le fue dada por el juez la opción de ir a Curitiba a entregarse y no ejerció ese opción”, afirmó la parlamentaria media hora después de concluido el plazo que tenía el expresidente para entregarse.

“Él está aquí, en la sede del sindicato (de Metalúrgicos de Sao Bernardo do Campo), que es un lugar público. Todo el mundo sabe dónde está y aquí permanecerá junto con la militancia”, agregó la presidenta del partido que Lula ayudó a fundar y por el que aspira a ser elegido nuevamente jefe de Estado de Brasil en las presidenciales de octubre próximo.

Hoffmann agregó que decidió darle esa aclaración a la prensa para hacer frente a las versiones según las cuales el exmandatario habría incumplido una orden judicial y sería declarado prófugo.

“A él tan sólo le fue dada una opción, que no quiso ejercer y decidió quedarse en el sindicato, que es un lugar público, por lo que todo el mundo, incluso la prensa extranjera que lo sigue, sabe su paradero”, afirmó.

La defensa de Luiz Inácio Lula da Silva continúa negociando las condiciones de una posible entrega aunque el expresidente brasileño no atendió el auto de prisión y no se presentó ante la Justicia en el plazo fijado.

“Lula estaría negociando por medio de intermediarios”, señaló una fuente del Partido de los Trabajadores, que admitió también que el expresidente estaría dispuesto a entregarse “aunque tal vez no ahora”.

También, el presidente de la Federación Nacional de los Policías Federales (Fenapef), Luís Antônio Boudens, admitió ayer en Curitiba que las puertas continúan abiertas para el diálogo.

 

Se debilita la democracia en Brasil

 Mauricio Jaramillo, docente de Relaciones Internacionales, Universidad del Rosario.

“El verdadero problema es que se agotan las posibilidades de que el expresidente Luz Inacio Lula da Silva participe en las elecciones de este año”.

Ante el panorama, “las opciones es que elijan a otra persona, poco probable, pues todas la esperanzas están puestas en Lula, o que el partido entre en una suerte de desobediencia, se alejen un poco de la política y hablen de una persecución política y sugieran que es un preso político”.

Además “podría haber un movimiento en la calle que haga presión y, la pregunta es si puede hacer mella en la rama judicial que es super politizada, y el cruce de ambos fenómenos podría provocar una histeria colectiva y poner en jaque la gobernabilidad en Brasil”.

Por su parte, el analista internacional, Alexander Arciniegas precisó que la situación que se vive en Brasil “es como el capítulo más reciente de la operación Java Lato, que ha tenido repercusiones a nivel internacional y que ha estado bastante señalada por algunos juristas dentro de Brasil, con relación a lo que ellos consideran un desconocimiento de fundamentos del derecho penal como el debido proceso, un abuso de las previsiones preventivas de un uso selectivo de información obtenida en acuerdos de colaboración que obtiene la Policía Federal y la Fiscalía de Brasil. Hay muchas dudas en lo que ha sido el proceso penal probatorio contra el expresidente Lula, tanto en la primera instancia que condujo el juez Sergio Moro vinculado a sectores que son adversarios al PT, y al mismo tiempo dudas sobre la veracidad probatoria de la segunda instancia”.

Con todo lo que se vive en Brasil en estos momentos “la repercusión es poner en entredicho la democracia en Brasil”.

 

Evaluarán medidas cautelares

El Comité de Derechos Humanos de la ONU “evaluará” la solicitud de la defensa del exmandatario brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, de que este órgano dictamine una medida cautelar en su favor para evitar que sea encarcelado este mismo viernes.

“El Comité evaluará la solicitud”, dijo la portavoz Julia Gronnevet, sin querer adelantar cuándo se tomaría una decisión acerca de la petición de los abogados de Lula.

La solicitud de los abogados al Comité de Derechos Humanos de la ONU incluye una petición para que el Gobierno brasileño impida el ingreso en prisión de Lula hasta que se agoten todos los recursos jurídicos, según los abogados del expresidente, Cristiano Zanin Martins, Valeska Teixera Zanin y Geoffrey Robertson.

 

Dato

Tras la negativa a entregarse, el histórico dirigente perdió el derecho a los beneficios que le había concedido el juez, como una celda especial, aislado de los demás presos.

AGENCIAS, SAO PAULO

Comentarios