Corea del Norte y el proteccionismo centrarán la cumbre entre Abe y Trump

TOMADA DE AGENCIA - EL NUEVO DÍA
RESUMEN AGENCIAS, TOKIO

El primer ministro nipón, Shinzo Abe, viaja hoy a Estados Unidos para reunirse con Donald Trump, en una delicada cumbre que estará centrada en el diálogo con Corea del Norte y en las medidas proteccionistas anunciadas por la Casa Blanca.

Abe y Trump tienen previsto celebrar una cumbre de dos días en Mar-a-lago (Florida) que se prolongará hasta mañana, lo que supone la segunda visita del líder conservador nipón a la residencia particular del magnate neoyorquino desde que éste llegó a la Casa Blanca en enero del año pasado.

Aunque ambos líderes han mantenido encuentros o conversaciones telefónicas en 20 ocasiones -lo que sitúa a Abe como el mandatario extranjero que mantiene contactos más frecuentes con Trump-, la nueva cumbre llega en un momento complicado para las relaciones bilaterales desde el punto de vista nipón.

Abe, férreo defensor de la mano dura con Pyongyang en línea con la postura que venía aplicando Washington hasta iniciarse el proceso de distensión en la península de Corea, se vio sorprendido por la decisión de Trump de reunirse con el líder norcoreano, Kim-Jong un, para tratar la desnuclearización.

Tokio siempre se ha mostrado muy escéptico con el diálogo con el Norte y se ha quedado al margen de los intensos movimientos diplomáticos desencadenados por el deshielo que impulsó el presidente surcoreano, Moon-Jae in, quien también tiene previsto reunirse con el líder supremo norcoreano.

Algunos temas

Tokio aspira a que en las cumbres con el líder norcoreano, Kim-Jong un, se trate el asunto de los japoneses secuestrados por Corea del Norte, que lleva sin resolverse desde hace décadas, así como que Pyongyang se comprometa a detener sus ensayos con misiles de corto y medio alcance, con capacidad para alcanzar territorio nipón.

Además de coordinar sus posturas frente a Corea del Norte, se espera que ambos líderes traten la imposición de tarifas sobre las importaciones de acero y aluminio anunciada por el presidente estadounidense, y que entre otros países afectarían a Japón.

EL NUEVO DÍA

Comentarios