Crece presión a la OEA por crisis en Nicaragua

TOMADA DE AGENCIA - EL NUEVO DÍA
Luis Almagro, el secretario general de la Organización de los Estados Americanos, ha evitado referirse a la violencia del Gobierno.

El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, y algunos países americanos han condenado la violencia en Nicaragua, pero crece la presión para que la crisis se aborde en el organismo y el Gobierno de Daniel Ortega rinda cuentas.

Las protestas en la nación centroamericana duran ya 11 días y suman al menos 42 muertos, pero en la OEA no se ha convocado ninguna reunión al respecto ni está prevista ninguna por el momento.

Sin embargo, un grupo de naciones -entre ellas Estados Unidos, México y Perú- impulsaron una sesión extraordinaria para este lunes sobre la situación humanitaria en Venezuela, el país sobre el que se han hecho más reuniones en los últimos dos años.

Sobre Nicaragua, Almagro ha condenado la violencia en términos generales, evitando atribuirla al Gobierno, grupos afines o fuerzas de seguridad, como sí han hecho numerosas organizaciones de derechos humanos.

“El silencio es ensordecedor: el único comunicado de la OEA ha sido condenar ‘la violencia que ha causado las muertes’, sin referirse a la represión o a la fuerza injustificada del Gobierno”, indicó Ben Raderstorf, experto del Diálogo Interamericano.

Adicionalmente, miles de campesinos viajaron este sábado desde el sureste y norte del país hacia Managua, con la consigna “¡Que se vaya Daniel!” en reclamo por las muertes.

Los campesinos se unieron a la marcha pacífica “Por amor a Nicaragua”, convocada por la Iglesia Católica, en la que miles de ciudadanos, con camisetas blancas y banderas de diferentes tamaños de Nicaragua, portaron proclamas de paz, justicia y fotografías de las diferentes víctimas de los enfrentamientos violentos.

 

Hay desplazamiento forzado

 Este sábado, la cifra de muertos en las manifestaciones creció a 42, según informó el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH).

Además, aunque el último dato sobre desaparecidos que ofreció el CENIDH fue de 48, se advirtió que el mismo es ahora más incierto que nunca, debido a que hay “desplazamiento forzado”, considerado como una grave violación a los derechos humanos, ya que los desplazados tienen que emigrar de ciudad o país. 

 

Cifra

42 muertos dejan hasta el momento las protestas en Nicaragua que suman ya 11 días.

RESUMEN AGENCIAS

Comentarios