Con marchas presionan salida de Gobernador de Puerto Rico

VANGUARDIA - EL NUEVO DÍA
La isla lleva más de 10 años de recesión económica, con deuda impagable de cerca de US$70.000 millones que causó una suspensión de pagos y detenciones de funcionarios por un presunto fraude de US$15,5 millones.

Miles de puertorriqueños comenzaron ayer una nueva marcha masiva para pedir la renuncia del gobernador de la isla, Ricardo Rosselló, y la apertura de un juicio político en su contra, tras su participación en un chat con miembros del Ejecutivo en el que se insulta a la oposición y a figuras conocidas.

El escándalo, que ha desatado numerosas protestas en la última semana, se generó luego de confirmarse la participación de Rosselló y otros miembros del Gobierno en un chat en el que insultan y se burlan de periodistas, artistas y políticos.

En el marco de la crisis, el pasado domingo Rosselló anunció que no se presentará a la reelección en 2020 y que renuncia a la presidencia del gobernante Partido Nuevo Progresista (PNP), además de que acepta el proceso legislativo que puede llevar a su salida a través de un juicio político.

Se espera que algunas de las personalidades nombradas en el chat, como Ricky Martin y la concejal Melissa Mark-Viverito, asistan a la marcha de hoy, que transcurrirá por una de las autopistas más concurridas de la capital.

Puertorriqueños de todas las edades y profesiones procedentes de muchos de los municipios de la isla comenzaron a reunirse horas antes en el estadio Hiram Bithorn de San Juan y cercanías, punto de partida de la manifestación, que coincide con la convocatoria de paro nacional.

“No vamos a parar”, dijo Yumarie, una ama de casa residente en Cabo Rojo, en el sur de la isla, y que viajó a la capital en plena madrugada para llegar a la protesta, que se espera que sea igual de masiva que la celebrada el pasado miércoles en el Viejo San Juan.

“Esto no lo había visto nunca, nunca! Que no se quede nadie en casa hoy. Este ladrón (en referencia al gobernador) se tiene que ir!”, dijo.

Noelismar, una enfermera que trabaja en el oeste de la isla y que hoy pidió permiso para venir a la protesta, aseguró que el “chat no es el problema”.

 

Punta de iceberg de hastío

 El escándalo por un polémico chat entre miembros del Ejecutivo de Puerto Rico, incluido el gobernador Ricardo Rosselló, a quien le han exigido que renuncie, es solo la punta del iceberg de un hastío ciudadano ante años de crisis, sospechas de corrupción y la devastación causada por el huracán María.

El escándalo ha generado continuas manifestaciones contra Rosselló, incluidos cortes de carreteras, así como una crisis en el Ejecutivo, que desencadenó la salida de la secretaria de Prensa, Dennise Pérez, quien anunció su renuncia tras ser calificada de “corrupta” por un ciudadano delante de su hijo.

 

Dato

El presidente Donald Trump, se refirió a la crisis y criticó a los líderes “corruptos” de Puerto Rico, a los que acusó de “robar todo lo que pueden.

AGENCIAS, SAN JUAN

Comentarios