Presidente de Chile pidió renuncia a todos sus ministros

VANGUARDIA - EL NUEVO DÍA
El presidente Sebastián Piñera anunció que a partir de las 00:00 de hoy domingo ya no regirán los estados de emergencia, para “recuperar el camino de la normalización institucional”.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, pidió ayer a todos sus ministros poner sus cargos a disposición para confeccionar un nuevo gabinete, un día después de que el estallido social alcanzara su momento culminante con una marcha de más de un millón de personas.

“Les he pedido a todos los ministros poner sus cargos a disposición para estructurar un nuevo gabinete, para enfrentar estas nuevas demandas y hacernos cargo de los nuevos tiempos”, dijo Piñera en una comparecencia pública desde el palacio de La Moneda, la sede del Gobierno.

El mandatario hizo este anuncio un día después de que el país viviese la que se califica como la mayor manifestación ciudadana desde, al menos, el restablecimiento de la democracia tras la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), con más de un millón de personas marchando solo en la capital en reclamo de reformas sociales.

“La marcha que todos vimos (el viernes) fue una marcha multitudinaria, alegre y pacífica, y que abre grandes caminos de futuro y de esperanza. Todos hemos escuchado el mensaje y todos hemos cambiado. Ahora tenemos que unir fuerzas para dar respuestas verdaderas, urgentes y responsables a esas demandas sociales de todos los chilenos”, dijo el presidente.

Piñera recordó que en respuesta a esas demandas ya esta semana anunció un paquete de medidas sociales “que recoge muchos de los planteamientos más sentidos y significativos” de los ciudadanos.

Así, enfatizó los cambios que ha propuesto para una mejoría en las pensiones, un mayor ingreso de los trabajadores, precios estables de servicios como la electricidad y el agua, un abaratamiento del precio de los medicamentos y una reducción de las dietas de los parlamentarios y los sueldos más altos de la Administración Pública.

“Esta Agenda Social, que es amplia y es profunda, requiere un enorme y exigente esfuerzo del Estado para poder financiarla”, dijo Piñera.

 

Alza del metro

El viernes 18 de octubre se radicalizó una protesta contra el alza del metro que derivó en una ola de violencia, con graves disturbios, incendios y saqueos que motivaron al Gobierno a decretar estados de emergencia y al Ejército establecer toques de queda cada noche.

Con el paso de los días, la ciudadanía tomó el protagonismo de esta protesta social, inundando las calles cada día para reclamar al Gobierno profundos cambios estructurales en pos de una sociedad más equitativa, con mejores pensiones, salarios y sistemas de salud y educación.

 

Dato

Piñera pidió al Congreso que apruebe los proyectos que apuntan a satisfacer necesidades muy urgentes. 

AGENCIAS, SANTIAGO DE CHILE

Comentarios