¿Son efectivas las estrategias contra el Coronavirus?

Un hombre portando un tapabocas camina por la calle en Milán, Italia, y al fondo se aprecia un mural alusivo a la protección de la pandemia del COVID-19.
Crédito: TOMADA DE INTERNET - EL NUEVO DÍA
Una de las grandes preocupaciones es la rápida velocidad con la que se propaga el Covid-19. A falta de una vacuna, el arma más útil en la actualidad es combatirlo con medidas que frenen el contagio.
PUBLICIDAD

Mucho se ha hablado de la forma cómo los países están lidiando con la pandemia del Coronavirus Sars-CoV-2.

Cuarentenas, aislamiento, restricciones de movimiento, cierre de fronteras, teletrabajo y parálisis del grueso de la actividad económica. Distintos protocolos y medidas -muchas de ellas drásticas e incluso draconianas-, han puesto en marcha los distintos gobiernos para contener el Covid-19, que hasta ayer contabiliza más de 200 mil contagiados y 8.000 muertes alrededor del mundo.

La clave es aplicar el “distanciamiento social”, señaló el médico Jeff Martin, profesor de epidemiología en la Universidad de California en San Francisco.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) destacó ayer que Corea del Sur debe ser el ejemplo a seguir por muchos países para vencer a la pandemia.

La exitosa y efectiva estrategia surcoreana ha combinado la concientización de su ciudadanía con la expansión de la capacidad de sus laboratorios para testar posibles casos, racionó el uso de mascarillas y practicó un exhaustivo seguimiento de contactos con pacientes en determinadas áreas afectadas.

Igualmente aisló casos sospechosos en instalaciones diferentes a los hogares o los hospitales, permitiendo que de 800 casos diarios en el peor momento del brote en ese país, de unos 50 millones de habitantes, se pase a los 90 actuales. Además su tasa de mortalidad ronda el 0.6%, la más baja del mundo, mientras que la de Italia -el segundo con más casos después de China (brote del virus)- es 10 veces mayor.

Adoptar medidas más proactivas contra el Coronavirus, identificar los contagios más rápido y ser más eficaz a la hora de establecer restricciones y cuarentenas, sugirió ayer Zhong Nanshan, jefe del equipo médico de expertos designado por China para combatir el Coronavirus, al referirse a Europa, foco actual de la pandemia.

“No esperen a que sea demasiado tarde y duela”, advirtió Zhong.

Sin embargo, otros son más pesimistas. John P.A. Ioannidis, académico y epidemiólogo de en la Universidad de Stanford (Estados Unidos) aseguró que muchas de las decisiones con base al Coronavirus se toman basadas en información incompleta y anotó que, dicho virus “es un fiasco en ciernes”.

“En un momento en que todos necesitan mejor información, desde los modeladores de enfermedades y los Gobiernos hasta las personas en cuarentena o solo en distanciamiento social, carecemos de evidencia confiable sobre cuántas personas han sido infectadas o que continúan infectadas”, subrayó.

Y planteó otra cuestión: “Si la pandemia se disipa, ya sea por sí sola o debido a estas medidas, el distanciamiento social extremo a corto plazo y los bloqueos pueden ser soportables. ¿Cuánto tiempo, sin embargo, deberían continuar las medidas como estas si la pandemia se agita en todo el mundo sin cesar?

 

En alza, muertes en asilos

El elevado número de casos y muertes por Coronavirus en residencias de ancianos en varios puntos de España preocupaba ayer a las autoridades sanitarias, en un país que el pasado sábado declaró el estado de alarma y contabilizaba ya 598 fallecidos por la pandemia.

El ritmo de aumento de nuevos positivos se mantiene en torno a un 18% diario, más bajo que la semana pasada, y el total se sitúa ya en 13.716 casos, mientras que las muertes subieron un 22% en las últimas 24 horas.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, advirtió ayer ante una sesión especial del Congreso de los Diputados (por imperativo legal y con 30 asistentes de 350 legisladores) que lo más duro de esta crisis “está todavía por llegar” y se producirá cuando el sistema sanitario “reciba el impacto del mayor número de personas contagiadas”.

La estrella de esa sesión legislativa fue una limpiadora, Valentina Cepeda, que desinfectó la tribuna de oradores tras cada intervención, entre aplausos de los legisladores y elogios de las redes sociales.

 

Una contrarreloj por la vacuna

China y Estados Unidos pugnan por la primicia de la vacuna contra el nuevo coronavirus Sars-CoV-2, causante de la neumonía Covid-19 que ha matado a casi 8.000 personas en el mundo, una contrarreloj en la que no son los únicos en liza, también compite la Unión Europea (UE).

El primero en conseguir una vacuna eficaz que ponga fin a este enorme desafío sanitario, social y económico logrará el reconocimiento mundial, pero también una valiosísima patente.

Este hervidero en el mundo científico se ha empezado a notar en la Oficina Europea de Patentes (EPO, en sus siglas en inglés), donde ya han llegado las primeras solicitudes de patentes de medicamentos contra el Coronavirus, pero aún son “muy pocas” y “secretas”, señala a Efe su portavoz de Comunicación, Luis Berenguer, quien rehúsa precisar el “contenido exacto” ni quiénes son sus depositantes.

 

Dato

25 millones de personas podrían perder sus empleos a causa del Coronavirus, estimó ayer la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

EL NUEVO DÍA

Comentarios